Cómo ejercitar el músculo PC en mujeres

El músculo pubococcígeo, o músculo PC, es uno de los músculos del suelo pélvico que ofrece soporte a la vejiga y a los intestinos en ambos sexos. En las mujeres, también sirve para soportar el útero y la vagina. Un músculo PC débil puede causar incontinencia urinaria y sexual, así como problemas sexuales, como la pérdida de sensibilidad en la vagina. La obesidad, el estreñimiento crónico y los menores niveles de estrógeno causados por la menopausia pueden debilitar este músculo, así como el embarazo y el parto. Los ejercicios de Kegel son el mejor mecanismo para fortalecer el músculo PC.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Vacía tu vejiga e intestinos. Los ejercicios de Kegel pueden generar presión en el área pélvica, lo que a su vez podría causar molestias o accidentes si tu vejiga e intestinos están llenos.

  2. Siéntate o acuéstate en una posición cómoda, e inserta un dedo en tu vagina. Aprieta la vagina alrededor del dedo para ejercitar el músculo PC. También deberás sentir que los músculos se levantan al apretar.

  3. Relaja tus músculos y déjalos volver a su lugar normal. Retira tu dedo.

  4. Concéntrate en tensionar los músculos sin tu dedo en el interior. Deberás sentir el mismo levantamiento y tensión en las paredes de la vagina. Respira normalmente y evita apretar tus músculos abdominales o anales.

  5. Mantén la tensión por tres segundos y suelta. Repite el ejercicio 10 veces.

  6. Realiza ejercicios de Kegel tres veces al día. A medida que te fortaleces, mantén la tensión hasta por 10 segundos.

Consejos y advertencias

  • Si no te sientes cómoda poniendo un dedo en tu vagina, también puedes localizar el músculo PC reteniendo el flujo de la orina. Hacer esto con la vejiga llena puede debilitar los músculos del suelo pélvico, de modo que sólo sigue este método si no puedes encontrar los músculos PC de otra forma.
  • Una vez que te familiarices con la sensación de los músculos al contraerse, podrás omitir los pasos dos y tres y concentrarte únicamente en los ejercicios de Kegel. También puedes realizar estos ejercicios en cualquier lugar, como al esperar en la fila del banco. Si no puedes encontrar los músculos mediante el tacto vaginal, y tampoco puedes detener el flujo de la orina, contacta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por andy jackson | Traducido por pau epel