Cómo ejercitar para mantenerse saludable

El ejercicio mejora tu salud. Si tener una vida más larga y menos enfermedades no es razón suficiente para ti, el ejercicio también mejora tu estado de ánimo, el sueño, tu vida sexual y tu apariencia. Si eres nuevo haciendo ejercicio, puede parecer abrumador, especialmente con toda la información sobre dietas y estilo de vida flotando alrededor. La clave para hacer ejercicio por salud es hacerlo con frecuencia y con la intensidad adecuada. Incluso el comienzo más pequeño puede conducir a increíbles hazañas de atletismo con tiempo y con esfuerzo constante.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Calienta tu cuerpo durante cinco minutos antes y enfríalo durante cinco minutos después del ejercicio, recomienda el sitio web FamilyDoctor.org. Estira durante este tiempo y aumenta gradualmente tu ritmo cardíaco para calentar los músculos antes de hacer ejercicio y evitar lesiones.

  2. Ejercítate la cantidad adecuada de tiempo. Las recomendaciones de American College of Sports Medicine y American Heart Association son de 30 minutos de actividad física moderada cinco días a la semana. Comienza haciendo menos si estás fuera de forma y poco a poco aumenta tu resistencia. Ejercita de 60 a 90 minutos por día para perder peso.

  3. Haz ejercicio a la intensidad adecuada. Resta tu edad de 220 para obtener la aceleración ideal de tu ritmo cardíaco, según American Heart Association, y permanece en ese rango durante la mayor parte del tiempo que ejercitas.

  4. Elige una actividad que disfrutes. Baila si usar la caminadora te aburre. Haz deportes si el gimnasio no es tu idea de un buen día. Elige actividades que te gusten y que requieran algún tipo de compromiso (como un equipo deportivo) para que sea más probable que te apegues a ellas. Compra un DVD de ejercicios para hacer en casa cuando no tengas tiempo o energía para salir.

  5. No te excedas. Obtén la aprobación de un médico y sólo haz la cantidad de ejercicio con la que te sientas a gusto para evitar tensión muscular y dolor que eviten que te apegues a tu nuevo régimen.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por maria del rocio canales