Ejercicios de yoga para mejorar la fatiga adrenal

Las glándulas suprarrenales se encuentran cerca de la parte superior de cada riñón y son responsables de la producción de hormonas como el cortisol y las hormonas sexuales que el cuerpo necesita para mantener la vida, según Medline Plus. Durante la fatiga adrenal, las glándulas suprarrenales no funcionan lo suficientemente bien para mantener la producción óptima de hormonas reguladoras debido a la sobre estimulación, que normalmente se produce durante períodos prolongados de estrés, según Adrenal Fatigue. Los efectos relajantes y restauradores de la práctica del yoga pueden ayudar a aliviar la fatiga adrenal.

¿Qué es la fatiga adrenal?

La fatiga adrenal es un conjunto de signos y síntomas que se producen cuando las glándulas suprarrenales no funcionan bien, según Adrenal Fatigue. Como su nombre lo indica, la fatiga es el síntoma principal, y esta fatiga no se quita con sueño. Otros síntomas incluyen dolores en el cuerpo y problemas de digestión y de sueño.

¿Qué provoca la fatiga adrenal?

Se cree que la causa principal es el estrés intenso y prolongado sin períodos adecuados de recuperación. Cuando las glándulas suprarrenales no pueden satisfacer adecuadamente las demandas de estrés, ya sea físico, como una enfermedad o cirugía; o emocional, como un divorcio o una pérdida, la fatiga adrenal se presenta.

¿Cómo ayuda el yoga?

La práctica del yoga ayuda a la recuperación y a mejorar tu capacidad para lidiar con el estrés. Las hormonas suprarrenales son catabólicos, lo que significa que resultan de la quema de energía y la ruptura de las estructuras celulares. Si las glándulas suprarrenales se activan una y otra vez sin recuperación suficiente, el cuerpo puede demacrarse y agotarse, y también puede ser susceptible a muchas enfermedades . Para recuperarse, las glándulas suprarrenales tienen que "apagarse". Practicar varias posturas restauradoras de yoga todos los días en un ambiente cálido, oscuro y tranquilo puede ser de ayuda, explica Yoga Journal.

En concreto

Cada una de las siguientes posturas se pueden mantener durante el tiempo que se desee. Primero, intenta el reconfortante sukhasana o la sencilla postura de cruzar las piernas, donde te doblas hacia adelante con la frente y los brazos descansando sobre un asiento acolchado. Esta postura libera la tensión de los músculos del cuello y la espalda, y tiene un efecto calmante. Segundo, el Viparita karani, o la postura de las piernas recargadas en la pared, estimula los barorreceptores, o sensores de la presión arterial, en la parte superior del pecho y el cuello, que a su vez desencadenan los reflejos que disminuyen la entrada del nervio a las glándulas suprarrenales, disminuye la frecuencia cardíaca, disminuye las ondas cerebrales, relaja los vasos sanguíneos y reduce el nivel de norepinefrina, una hormona del estrés, en el torrente sanguíneo. Tercero, el confortante setu bandha sarvangasana o la pose del puente unido estimula los barorreceptores y tiene muchos de los mismos efectos de la postura anterior, según Diario Yoga. Por último, el Savasana o postura del cadáver, con una inhalación normal y una exhalación larga y lenta, permitirá tener una relajación completa, disminución de la frecuencia cardíaca y tranquilizará la mente, afirma Yoga Journal.

Consideraciones

El término fatiga adrenal se utiliza a menudo en los libros comunes de salud y en la medicina alternativa, pero no es un diagnóstico médico aceptado. Los defensores de los diagnósticos reclaman que los análisis de sangre existentes de fatiga adrenal no son lo suficientemente sensibles como para detectar un pequeño descenso como en la función suprarrenal, pero el cuerpo sí, por lo que los síntomas están presentes. Aceptar un diagnóstico médico no reconocido por un profesional no calificado puede ser peligroso, ya que es posible que la causa real de los síntomas tales como depresión o fibromialgia podrían relacionarse a otra causa, no a la fatiga adrenal.

Más galerías de fotos



Escrito por seana rossi | Traducido por mayra cabrera