Ejercicios de yoga para los intestinos y el sistema digestivo

Las posturas de yoga como las curvas y giros hacia adelante comprimen el abdomen para liberar el gas. Practicar yoga también aumenta el flujo sanguíneo a los intestinos y al sistema digestivo, y puede mejorar la digestión. El efecto calmante del yoga se extiende al tracto digestivo para también ayudar en la digestión. Deberías realizar posturas de yoga para la salud digestiva con el estómago vacío para obtener mejores resultados.

Postura aliviar el viento

La pose para aliviar el viento resume el uso principal de este ejercicio para beneficiar a personas con problemas digestivos. Sin embargo, también se extiende a la espalda inferior y al cuello, da un suave masaje a los órganos abdominales y alivia la rigidez de la columna vertebral. Para realizar la pose para aliviar el viento, acuéstate sobre tu espalda y relaja los brazos a los lados. Tira los dedos del pie hacia atrás y contrae tus muslos. A continuación, dobla la rodilla izquierda y tira de ella hacia el pecho. Envuelve la rodilla y levanta la cabeza hacia la misma. Mantén la pierna derecha y el glúteo en el piso. Balancéate suavemente hacia atrás y hacia adelante y luego suelta la pierna hacia el piso. Repite con la pierna derecha.

Postura del niño apoyado

La pose del niño apoyado es una variación de la pose del niño popular que estira la espalda. Una almohada grande soporta tu cuerpo y comprime suavemente el abdomen al realizar esta pose. Para empezar, arrodíllate en el piso con el extremo de la almohada entre las rodillas. Dóblate hacia adelante y encima de la almohada. Coloca los brazos en el piso a los lados. Abre tus rodillas hacia afuera lo más lejos que puedas a los lados. Gira la cabeza y relájala en la parte superior de la almohada.

Postura del abdomen girado

La pose de abdomen girado es un ejercicio de torsión que libera gas y estira la espalda baja. Para realizar la pose del abdomen girado, acuéstate sobre tu espalda y extiende los brazos a los lados en el suelo. Coloca los brazos perpendiculares al torso y ancla los omóplatos al piso. Dobla las rodillas para hacer ángulos rectos por encima de las caderas y lentamente gira la cadera para dejar las piernas sobre el piso a tu izquierda. No levantes el hombro derecho. Repite a la derecha.

Postura del ángulo unido

Normalmente te sientas erguido para hacer la pose del ángulo unido pero para ayudar a los problemas digestivos, te doblas hacia adelante. Esta pose estira la ingle. Iníciala sentado sobre una almohada con los pies en el suelo delante de ti, las rodillas flexionadas. Abre tus rodillas hacia el suelo. Agarra tus pies y empuja las rodillas hacia el piso. Puedes colocar bloques o almohadas debajo de tus rodillas para apoyarlas si lo deseas. Luego, inclínate hacia adelante y mantén tu pecho levantado y la espina dorsal recta. Mantén tus isquiones en contacto con el piso.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por marcela carniglia