Ejercicios de yoga para caderas y trasero

Los grandes grupos musculares del cuerpo humano se encuentran en la parte inferior del torso, incluyendo los músculos de los glúteos (nalgas). La silla, el ángulo sentado y la postura del camello plantean el trabajo sobre esas con el objetivo de reafirmar los glúteos, lograr una la apertura de caderas e infundir sangre fresca y oxígeno a los músculos, de acuerdo con el libro "Yoga and Pilates for Everyone."

Postura de la silla

Párate sobre una esterilla y deja que tus brazos cuelguen a los lados. Levanta los brazos hacia arriba y mantenlos frente a ti mientras doblas tu cuerpo como si fueras a sentarte en una silla. Mantén la espalda lo más recta posible, y ve tan profundo como te sientas cómodo en las posturas. Si eres particularmente flexible y practicas seguido tus muslos van a formar un ángulo de 90 grados con el suelo. Mantén esta postura durante un conteo lento de 30. Para aumentar la dificultad de esta postura y agregar un desafío para los músculos de los glúteos, levanta los talones del suelo y lleva tus brazos sobre tu cabeza.

Postura del ángulo sentado

Siéntate en una colchoneta y separa las piernas tanto como sea posible. Con la espalda recta, inclínate hacia adelante lo más lejos posible, tocando con la frente el suelo de si es posible, y llega a tocar los dedos de los pies con las manos. Mantén este estiramiento estático durante un conteo lento de 30. Sal de este estiramiento lentamente, estirando las piernas juntas. Descansa un momento antes de repetir la instalación. Una variante de esta postura te permite estirar su torso mientras mantienes ambas piernas abiertas.

Postura del camello

Arrodíllate sobre una colchoneta con las rodillas al ancho de la cadera. Coloca las manos sobre las caderas con las palmas apoyadas de la parte superior de los glúteos. Empuja las caderas ligeramente hacia delante, mientras que dejas caer su cabeza hacia atrás. Deja que tu espalda siga a tu cabeza y caiga en una curva hacia atrás. Mantén las manos en tus caderas. Para hacer esta pose agregando más dificultad, mueve las manos para agarrar parte trasera de tus tobillos. Mantén esta posición durante un conteo lento de 30. Sal de la postura lentamente y realiza una curva opuesta hacia adelante para liberar la presión sobre tu espalda con la postura de camello. Repite la secuencia una vez. La postura del camello fortalece y tonifica los cuádriceps (muslos), así como las caderas y las nalgas.

Más galerías de fotos



Escrito por gloria attar | Traducido por sebastian castro