Ejercicios de waterpolo para principiantes

El waterpolo es un exigente deporte de equipo que involucra lanzar y atrapar la bola mientras se alterna entre flotar en el agua y carreras cortas pero intensas a nado. Este deporte ha sido adecuadamente comparado con el hockey, pero sin la protección. Para los novatos, lo principal es enfatizar en la condición física, el manejo de la bola, el pase y las recepciones y los disparos.

Acondicionamiento

Para practicar carreras y mejorar la condición anaeróbica, comienza flotando en el agua a unas dos yardas (1,8 m) del borde de la piscina. Bajo las órdenes del silbato, nada tan rápido como puedas al centro de la piscina y regresa a tu posición inicial. Completa el ejercicio 10 o 20 veces en cada sesión de entrenamiento. Un segundo ejercicio involucra a los compañeros de equipo hundiéndose mutuamente en un ejercicio de supervivencia. Todos comienzan en el medio de la piscina, flotando. Al sonido del silbato, los jugadores deben intentar sumergir a los otros. Tan pronto como la cabeza de un jugador esté bajo el agua, éste jugador queda fuera y debe nadar a toda velocidad al borde de la piscina. La última persona en quedar es el ganador.

Manejo de la bola

Debido a que jugar con una bola resbaladiza es difícil para la mayoría de los principiantes, practica ejercicios individuales de manejo de bola, como levantarla por debajo, recogerla y lanzarla, recogerla mientras rueda y recogerla con presión. Comienza con estos ejercicios mientras estás parado en el agua, luego hazlo flotando y finalmente moviéndote por la piscina.

Pasar y recibir

Empareja a los jugadores, separados por unos cuatro pies (3,6 m), flotando en el agua. Cada par usará dos bolas que deben pasarse el uno al otro, mientras mantienen sus manos secas y por encima del agua. Continúa con este ejercicio por 10 minutos. En un segundo ejercicio, haz que los jugadores formen un círculo en la piscina y empiecen a nadar hacia la izquierda. El entrenador entonces debe lanzar la bola y llamar a un jugador para que recoja la bola y decirle a quién debe pasársela después. Este ejercicio puede durar entre 10 y 20 minutos.

Disparos

Practica ejercicios básicos de disparo, desde unas cinco yardas (4,5 m) de la red, incrementando la distancia por una yarda (0,9 m), hasta que te sientas confiado disparando a 15 yardas (13,5 m). Para mejorar en los tiros de esquina, cuelga un cencerro en cada esquina de la red y haz que los jugadores apunten al cencerro. Esto puede hacerse como un ejercicio o usarse durante un partido de práctica.

Más galerías de fotos



Escrito por jack kaltmann | Traducido por eduardo moguel