Ejercicios únicos para aplanar tu estómago mientras conduces

Fortalece uno de los músculos abdominales más importantes que a menudo es ignorado, los abdominales transversales, mientras te sientas detrás del volante de tu automóvil. Estos músculos, actuando como un corset, evita que los órganos se salgan por tu estómago y ayudan a dar soporte a la columna.

Ahuecar la cavidad abdominal

Este ejercicio se realiza estando acostado, tradicionalmente, pero puede realizarse mientras estás sentado en tu coche. Mantén tus hombros abajo y hacia atrás, pero no arquees tu espalda baja. Respira normalmente pero al final de tu respiración has las siguientes dos acciones de manera simultánea: contrae tus músculos de Kegel, que son los que utilizas cuando estás resistiendo las ganas de orinar, y mueve tu ombligo hacia tu espalda, tanto como puedas sumiendo la panza. Mantén esta posición durante unos segundos y relaja.

Movimientos de pelvis sentado

Esto es una modificación del movimiento de pelvis de pie. Inhala a través de tu nariz. Mientras exhalas a través de labios entrecerrados, jala tu ombligo hacia tu espalda, sumiendo la panza. Presiona tus caderas hacia adelante con muy poco movimiento en tus piernas, como si intentaras meter una cola entre tus piernas. Sostén durante unos segundos y relaja.

Elevadores

Intenta imaginar tus músculos abdominales como un elevador horizontal. Inhala profundamente, dejando que tus pulmones y tu abdomen se expandan. Imagina esta posición como el primer piso. Exhala a través de labios entrecerrados y jala tu ombligo hacia tu espalda, sumiendo la panza; considera que este es el quinto piso. Ahora saca lo último que queda de aire en tus pulmones en cinco compresiones pequeñas, jalando tu ombligo aún más hacia adentro; este es el sexto piso. Relaja.

Contracciones básicas

Inhala a través de tu nariz pero solo permite que tus pulmones se expandan hasta la mitad de su capacidad. Exhala a través de tus labios entrecerrados mientras presionas tu ombligo hacia tu espalda. Haz una contracción de tus músculos abdominales y sostén durante unos segundos. Relaja.

Más galerías de fotos



Escrito por raginee edwards | Traducido por laura gsa