Ejercicios de trote acuático

Trotar en el agua te da una manera de caminar o trotar mientras evitas el impacto que sucede al caminar o trotar en el piso. De acuerdo con la Fundación de Artritis, el agua provee una resistencia 12 veces mayor a la del aire, así que puedes fortalecer y dar forma a tus músculos mientras trotas en el agua. El trote acuático es especialmente benéfico para las personas que tienen dolor en las articulaciones, quienes se recuperan de una herida o para mujeres embarazadas.

Trote en agua no profunda

Párate en agua con una profundidad que te llegue entre las rodillas y el pecho. Correr en agua no muy profunda incrementa el impacto y reduce la resistencia mientras que el agua más profunda incrementa la resistencia y reduce el impacto así que elige una profundidad en la que te sientas cómodo al trotar. Trota como lo harías en la tierra: mueve tus brazos y piernas en sincronización, trota a lo largo o ancho de la alberca. Puedes cambiar la profundidad del agua conforme avances, incrementando o disminuyendo la resistencia e impacto para tener un ejercicio más variado.

Trote en agua profunda

Usa un flotador de agua largo o algún cinturón especial para agua para ayudarte a mantenerte a flote mientras trotas en agua profunda. Si usas un flotador largo, colócalo entre tus piernas. Trota de alguna de las siguientes maneras: empujándote a través del agua como si estuvieras trotando en la tierra o balanceando tus brazos y piernas en forma de péndulo con tus brazos y piernas extendidos en el agua. Si lo haces como lo harías en la tierra, mueve tus brazos y piernas en sincronización, moviéndolos a una velocidad similar como la que correrías en la tierra.

Incrementar la dificultad

Incrementa la dificultad de tu ejercicio trotando en el agua. Sostén pesas para agua en tus manos o usa paletas para mano para empujar y jalar contra la resistencia del agua. Cambia el movimiento de tus piernas levantando las rodillas muy alto, doblando las rodillas y pateando tus glúteos, moviéndote de lado a través del agua o corriendo hacia atrás. La Fundación de Artritis sugiere que corras en intervalos, empujándote fuerte mientras cruzas la alberca en una dirección y después más lento para regresar.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por laura gsa