Ejercicios para tonificar las piernas durante el embarazo

Aunque la parte del centro del cuerpo esté creciendo, estar embarazada no necesariamente significa que todo el cuerpo debe aumentar de tamaño. Muchos ejercicios son seguros para la mayoría de las mujeres durante el embarazo, incluyendo los que ayudan a tonificar las piernas. Consulta con tu médico antes de iniciar cualquier tipo de actividad durante el embarazo. El ejercicio no se aconseja si existen algunos riesgos para la salud.

Beneficios

Los ejercicios para las piernas no solo ayudan a tonificarlas durante el embarazo, sino que también tienen otro beneficios. Los ejercicios para tonificar las piernas mejoran la circulación, lo cual puede evitar la aparición de várices y calambres, que son comunes durante el embarazo, de acuerdo con la American Pregnancy Association (Asociación estadounidense de embarazo). En términos generales, hacer ejercicio durante el embarazo puede ayudar a aliviar el estreñimiento, mejorar el humor y aumentar la fuerza y resistencia, lo cual servirá durante el parto.

Ejercicios cardiovasculares

Caminar, nadar, andar en bicicleta (fija o movible) y hacer ejercicios aeróbicos en el agua es bueno para las embarazadas, de acuerdo con el Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés). Estos ejercicios ayudan a quemar calorías y fortalecer los músculos de las piernas sin sobreesfuerzos, por lo que son seguros para tonificar las piernas durante el embarazo.

Levantamientos de piernas

Los levantamientos de piernas pueden ayudar a tonificar los músculos de los muslos durante el embarazo, de acuerdo con el libro "What to Expect When You’re Expecting" (Qué esperar cuando estás esperando). Recuéstate del lado izquierdo, con el hombro, la cadera y la rodilla alineados. Sostén la cabeza con la mano izquierda y coloca la derecha en el piso, delante de ti. Levanta la pierna derecha tanto como puedas y vuelve a bajarla. Repite 10 veces y luego cambia de lado. Puedes realizar este ejercicio con las piernas estiradas o las rodillas dobladas.

Sentadillas

Las sentadillas son un método efectivo de tonificar las piernas durante el embarazo, de acuerdo con "Qué esperar cuando estás esperando". Párate con los pies abiertos a la altura de los hombros. Dobla las rodillas, como si estuvieras por sentarte en una silla, y baja hasta que las rodillas formen un ángulo 90 grados. Mantén la espalda derecha y los talones en el piso. Sostén la posición durante 10 a 30 segundos antes de volver a pararte. Repite cinco veces.

Ejercicios que debes evitar

ACOG aconseja evitar los deportes de contacto, como el fútbol y el baloncesto, dado que, si bien pueden ser útiles para tonificar los músculos de las piernas, pueden causarte un daño a ti o al bebé. El esquí, la gimnasia deportiva y el esquí acuático tampoco son recomendables, porque conllevan riesgo de caída. ACOG también aconseja evitar los ejercicios que consistan en recostarte de espaldas luego del primer trimestre.

Advertencia

Si experimentas sangrado vaginal, pérdida de cualquier otro fluido, mareos, falta de aire, dolor en el pecho, contracciones uterinas, disminución del movimiento fetal, dolor o hinchazón en las pantorrillas, dolor de cabeza, o debilidad muscular durante el ejercicio, para de inmediato y ponte en contacto con tu médico, aconseja ACOG.

Más galerías de fotos



Escrito por susan stopper | Traducido por pilar celano