Ejercicios con theraband para pie plano

Cuando estás caminando o corriendo y no puedes levantar el pie del suelo, o tu pie está golpeando hacia abajo, puedes experimentar una condición llamada pie plano o el pie caído. Si esto te está ocurriendo, habla con tu médico sobre el mejor enfoque para tu tratamiento. Entre las intervenciones disponibles, tu médico puede recomendar una rutina de fortalecimiento usando una banda de ejercicio o Theraband.

Acerca del pie plano

Puede haber varias razones por las que estés experimentando el pie plano. A veces se debe a un daño en el nervio que ayuda a levantar el pie, llamado el nervio peroneo. Esto puede suceder debido a la compresión del nervio, diabetes u otras patologías de la columna y condiciones relacionadas con el nervio. El problema también puede ser debido a los músculos débiles o heridas. Debido a que el problema puede tener muchas causas, el médico o el fisioterapeuta debe ser tu primera parada cuando trates con el. Si es relacionado al nervio, ejercicios de banda no pueden valer la pena.

Los músculos implicados

Si haz sufrido recientemente lesiones en la pierna, el médico puede determinar si el problema se derivan de daños a los tendones de los músculos. Más específicamente, podría ser debido al daño del tendón dorsiflexor en la parte delantera de la pierna. Pon tu mano en la espinilla de la pierna afectada y aumenta tus dedos del pie hacia la espinilla. Debes sentir los músculos sobre la contracción de la espinilla, que muestran que el problema puede ser derivado de esto.

Ejercicios de flexión dorsal

Si tu banda de ejercicios no tiene mancuernas en cada extremo, ata sus dos extremos para formar un lazo grande. A continuación, conecta el bucle alrededor de una pata de la mesa u otro objeto sólido y siéntate en el suelo, con la parte inferior de tu pie frente a la pata de la mesa. Coloca la banda de ejercicio sobre la parte superior de tu pie y deslízala hacia atrás lo suficiente para crear tensión en la banda. Siéntate con la espalda recta y coloca las manos en el suelo para la estabilidad. A continuación, trabaja para mover los dedos del pie hacia la espinilla, creando más tensión en la banda. Sostén la banda hacia ti por un segundo, y luego mueve el pie hacia atrás a la posición inicial. Repite la secuencia completa de un total de 10 veces, toma un descanso de 30 segundos y, a continuación, haz dos series más. Prueba esta secuencia de ejercicios tres veces al día.

Inversión y eversión

Puedes ser capaz de fortalecer aún más los tendones flexores dorsales mediante la realización de técnicas de inversión y eversión. Mantén la banda en bucle alrededor de tu pie, pero esta vez siéntate perpendicular a la pata de la mesa, por lo que la banda bucles estará en la parte superior de tu pie y tienes la tensión a lo largo del arco de su pie. Muévete lo suficientemente lejos de la pata de la mesa para crear tensión en la banda y, a continuación, tira de tu tobillo hacia la línea media de tu cuerpo. Después de tres series de 10 repeticiones, cambia tu posición de modo que estés perpendicular a la pata de la mesa, pero la banda este apretada contra la parte exterior de tu pie. A continuación, tira el tobillo hacia el exterior, lejos de tu cuerpo. Haz este ejercicio tres veces, con 10 repeticiones cada una, varias veces al día como haz hecho con los otros ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole vulcan | Traducido por soledad gomez