Ejercicios para el tendón interno del pie

El tendón ubicado en el interior del pie se conoce como tendón tibial posterior. Este tendón comienza en tu pantorrilla, recorre el interior de tu tobillo y ayuda a sostener los músculos de la parte media de tu pie. El tendón tibial posterior ayuda también a mantener elevado el arco de tu pie y brinda sostén mientras caminas, según la American Academy of Orthopaedic Surgeons. Las lesiones de este tendón pueden afectar la caminata y otras actividades. El ejercicio puede ayudar a fortalecerlo. Deberías también consultar a tu médico antes de comenzar un programa de entrenamiento.

Estiramiento de la pantorrilla con banda de resistencia

Según Northcoast Foot Care, se puede usar una banda de resistencia para estirar el tendón tibial posterior. Debes sentarte en una silla con la espalda recta y los pies apoyados firmemente en el piso. Extiende una pierna y coloca la banda alrededor de la bola del pie. Sostén los extremos de la banda, uno en cada mano. Tu rodilla debe permanecer extendida a medida que llevas gentilmente tu pie hacia ti. Continúa este movimiento hasta sentir que las pantorrillas se estiran. Mantén esta posición durante un minuto. Realiza este ejercicio en una serie de 10 repeticiones para cada pie. Intenta completarlo dos veces al día.

Elevación de talones

Completa una elevación de talones sosteniéndote de una mesada o del respaldo de una silla. Comienza con el pie apoyado en el suelo y los dedos hacia adelante. Eleva lentamente tu cuerpo para pararte sobre los dedos. Mantén esta posición durante cinco segundos, dice Summit Medical Group. Haz tres series de 10 repeticiones. Para que este ejercicio sea más exigente, puedes hacerlo parándote en un solo pie.

Estiramiento de pie

El estiramiento de pantorrillas estando de pie se hace enfrentando a una pared. Tus manos deben colocarse sobre la pared a la altura de los ojos, según Summit Medical Group. Una de tus piernas debe estar adelantada y con la rodilla flexionada. La otra debe estar extendida hacia atrás, con el talón sobre el suelo y los dedos hacia adelante. Inclínate hacia la pared usando las caderas. Cuando sientas que la pantorrilla se estira, detente y mantén la posición durante medio minuto. Repite tres veces con cada pierna. Intenta completar este ejercicio varias veces al día.

Equilibrio en una pierna

Párate junto a una silla o una mesada para tener apoyo. Párate en una sola pierna. Intenta elevar el arco de tu pie haciendo equilibrio. Deberías elevarlo sin despegar los dedos del piso. Estando en esta posición, inclínate hacia adelante lo más que puedas. Puedes flexionar la rodilla si esto mejora tu equilibrio, según Summit Medical Group. Haz una serie de 10 repeticiones con cada pierna.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle zehr | Traducido por mariana palma