Ejercicios para la tendinosis del hombro

La tendinosis de hombro es comúnmente llamada tendinitis, pero hay una diferencia entre las dos. Un diagnóstico de tendinitis indica una lesión aguda que resulta en la inflamación de los tendones. En el caso del hombro, los tendones afectados son los que rodean los rotadores. La tendinosis, por otro lado, generalmente se refiere a una lesión crónica, a menudo resultado de una curación incompleta de una lesión aguda anterior. Puede causar dolor e inmovilidad, se recomiendan ejercicios de estiramiento y cuidados suaves para aumentar la amplitud de movimiento y reducir el dolor.

Ejercicio del péndulo

Acuéstate boca abajo sobre una superficie que permita el libre movimiento de un brazo colgando. Un banco es perfecto para el ejercicio del péndulo, pero si quedas en el borde de una cama o mesa de masaje es perfectamente aceptable. Deja colgar el brazo afectado libremente sobre el borde de la cama o mesa de trabajo. Abre suavemente el brazo de un lado a otro en un arco de al menos 15 grados para comenzar. Aumenta el arco de 35 a 40 grados tanto como el dolor te lo permita. Aísla los músculos del hombro en el movimiento tanto como te sea posible. Es natural utilizar el cuello para sostener el cuerpo y empujar el hombro. Trata de mantener el cuello y el pecho relajado.

Estiramiento sobre la cabeza

Las lesiones en el tendón hacen que el tejido se contraiga, por lo que la restauración adecuada de movimiento requiere estiramientos frecuentes y suaves. El estiramiento sobre la cabeza es un ejercicio suave para los que siguen sintiendo dolor asociado con la tendinitis o tendinosis crónica aguda. Acuéstate sobre tu espalda. Una superficie sólida es mejor, pero un colchón firme obra bien también. Levanta el brazo afectado directamente por encima de ti, perpendicular al cuerpo. Tan sólo levantar el brazo estira los tendones, pero si es posible, llega a través de tu cuerpo con la otra mano y agarra el codo del brazo extendido. Tira suavemente, estirando aún más el hombro lesionado. Usa un movimiento de tracción suave y mantenlo durante 10 segundos a la vez. No tires y sueltes rápidamente.

Estiramiento cruzado

El estiramiento cruzado ejerce una presión lateral de los tendones lesionados, como complemento del estiramiento por encima de la cabeza que tira de los tendones a lo largo de su longitud. Ponte de pie y mantén el brazo herido a tu lado, al nivel del suelo y perpendicular al cuerpo. Gira el brazo hacia el interior, manteniendo el nivel, hasta que se extienda directamente frente a ti. Al llegar a esta posición, usa tu otra mano para agarrar el codo del brazo lesionado y tira hacia tu cuerpo. Una vez más, utiliza un movimiento suave empujando lentamente y mantenlo durante 10 segundos a la vez, extendiéndolo lejos como para recuperar movilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por ian kenney | Traducido por andrea galdames