Ejercicios para la tendinitis de cuádriceps

El dolor en la parte delantera de la rodilla y justo por encima de la rótula podría ser señal de que tienes tendinitis de cuádriceps. Esta condición, también llamada tendinopatía, podría ser el resultado de actividades de salto repetitivas como el baloncesto, correr o saltar la soga. Descansa de las actividades agravantes si es necesario para permitir la curación de los tejidos dañados así como para disminuir el dolor. Un programa de fortalecimiento progresivo y de estiramiento puede ayudar con el proceso de recuperación, así como a evitar riesgos de lesiones futuras.

Cuádriceps estáticos

Una contracción de cuádriceps estática es un buen ejercicio para empezar la rehabilitación de la tendinitis en estos músculos. Como no estás en posición de soportar peso, hay menos riesgo de experimentar dolor o agravar la articulación de la rodilla en esta etapa. Haz este ejercicio recostándote o sentándote a medias sobre una colchoneta en el piso con las piernas estiradas frente a ti. Coloca una toalla enrollada debajo de tu rodilla. Contrae tu muslo de manera que la parte trasera de la rodilla presione la toalla. Sostén la posición aproximadamente tres segundos. Afloja la contracción y vuelve a repetir tres rondas de 10 veces cada una.

Elevación de pierna estirada

El ejercicio de elevación con pierna estirada fortalece los músculos del cuádriceps en la parte delantera del muslo. Hazlo recostándote sobre tu espalda en una colchoneta. Levanta tu pierna a aproximadamente cinco a 10 pulgadas y sostén la posición durante cinco segundos. Regresa a la posición inicial y repite tres rondas de entre 10 y 12 repeticiones cada una. Ten cuidado de torcer la rodilla durante el ejercicio, ya que esto puede agravar la articulación y/o las estructuras inflamadas.

Estiramiento de cuádriceps

Estirar los cuádriceps ayudará a liberar las estructuras tensionadas y a aumentar la flexibilidad. Estira la parte delantera del muslo parándote con los abdominales contraídos. Flexiona tu pierna lesionada y agarra tu tobillo con la mano del mismo lado del cuerpo. Levanta tu tobillo hacia tu cola hasta que sientas que el muslo está estirando. Sostén la posición entre 20 y 30 segundos y realiza dos o tres veces. Evita flexionar la cintura hacia delante durante el ejercicio ya que no estarás estirando los músculos del muslo.

Consideraciones

Los ejercicios para la tendinitis de cuádriceps deberían ser realizados sin dolor. Si estás experimentando dolor o un aumento en el mismo, podrías necesitar parar o descansar más. Consulta a un fisioterapeuta que puede aconsejarte sobre cómo tratar tu lesión. Además, tu programa de ejercicios debería consistir en ejercicios de fortalecimiento de los músculos centrales, glúteos y de la cadera para fortalecer los músculos circundantes y de soporte y evitar así desequilibrios musculares.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por maría marcela mennucci