Ejercicios y técnicas de defensas traseros

Un defensor trasero de fútbol debe cubrir receptores y defenderse contra el ataque terrestre, pero pasar la cobertura es su función principal. Dependiendo del estilo de tu equipo, es posible que cubras a los receptores de mano a mano, siguiéndolos a través del campo, o puedes ser responsable de un receptor dentro de una zona en particular. De cualquier manera, necesitas técnicas para evitar que los receptores que estás cubriendo consigan abrirse y atrapar los pases.

Técnicas y ejercicios de marcha atrás

Dar marcha atrás es una habilidad clave que te permite mantener tus ojos en el mariscal de campo y en el receptor que estás cubriendo. Comienza en una postura equilibrada con las rodillas flexionadas y el torso ligeramente inclinado hacia adelante. Tus hombros, rodillas y dedos de los pies deben estar en alineación vertical. Cuando el juego comienza, da pasos cortos y entrecortados y levanta tus brazos, manteniendo tus rodillas flexionadas. Para practicar la roptura rápidamente fuera de tu marcha hacia atrás y seguir un receptor, enfrenta a un entrenador que sostenga un balón de fútbol. Corre hacia atrás lejos del entrenador hasta que gire sus hombros hacia la derecha o hacia la izquierda mientras se prepara para lanzar. Rompe lateralmente en la dirección en que tu entrenador gira y toma la pelota cuando él la lance, como si estuvieras interceptando un pase.

Ejercicio de la zona defensiva

Si tu equipo juega a una cobertura de zona, es probable que tengas algunas jugadas en la que dos receptores entren en tu zona. Para practicar esta situación, ten a dos receptores tomando posiciones en la línea de golpeo, a pocas yardas de distancia. Colócate en el medio entre los receptores y a unos pocas yardas de distancia de la línea. Ten a un entrenador jugando el papel de mariscal, parado frente a ti y a pocas yardas, al otro lado de la línea. Da marcha atrás cuando el juego comience, permaneciendo entre los receptores. Mientras el entrenador comienza a girar hacia un receptor, ve rápidamente hacia dicho jugador y trata de tomar el pase o interceptar el balón.

Técnica estándar de hombre a hombre

Le darás típicamente a los receptores algo de espacio en la cobertura de hombre-a-hombre para no tener que correrlos de atrás. Toma tu postura a 7 yardas desde la línea de golpeo, justo enfrente del receptor que estés cubriendo. Enfócate sobre las caderas del jugador mientras él comienza a correr su ruta, en caso de que cambie de dirección rápidamente. Gira tus caderas de manera que estés corriendo lateralmente cuando el receptor esté a 3 o 4 yardas de ti, para que puedas correr con él si trata de realizar un patrón profundo. Si el receptor interrumpe su recorrido, corre delante de él y extiende el brazo más cercano a la línea de golpeo, para que puedas golpear la pelota hacia abajo. Si se te pasa la pelota, usa tu otra mano para hacer frente al receptor.

Cobertura de presión hombre a hombre

En ciertos momentos, como en situaciones de pocas yardas o en la zona roja, es posible emplear la cobertura apretada en la que te encuentres con el receptor en la línea de golpeo, para quitártelo de encima y alterar el tiempo de la ofensiva. Alineate hasta dentro de 1 o 2 yardas del receptor que estés cubriendo. Flexiona las rodillas, inclínate hacia adelante desde la cintura y mantén tus manos delante de tu pecho con las palmas abiertas. Extiende los brazos mientras el receptor se mueve de la línea y trata de pegarle con las dos manos, en sus hombros o en la parte superior del pecho. Si el jugador gira inmediatamente a su izquierda, gira el hombro derecho al receptor y golpéalo con tu mano derecha. Haz lo contrario si corre hacia tu derecha. Da pasos cortos y mantén los pies en movimiento mientras tuerces al receptor.

Más galerías de fotos



Escrito por m.l. rose | Traducido por franco castro