Ejercicios de tackle apropiados para fútbol americano infantil

Los ejercicios de tacklear enseñan a los niños maneras efectivas para derribar a los portadores de pelota, a menudo en campo abierto, en situaciones de uno contra uno. Si estás entrenando a nuevos jugadores, tenlos literalmente caminando durante de los ejercicios antes de comenzar a moverse a velocidades más rápidas, para que aprendan a tacklear con buena forma. Esto también puede ayudar a prevenir lesiones en la cabeza ya que los niños aprenden evitando el uso de la parte superior de sus cascos para hacer tackles.

Tacklear al gran muñeco

Para hacer un simple ejercicio de forma de tackle, mantén un mañeco de tackle en posición vertical y haz que un jugador tome una postura defensiva en frente del mismo. A tu señal, que el jugador vaya hacia adelante y tacklee al muñeco. Suelta el maniquí mientras el jugador hace contacto. El jugador debe envolver sus brazos alrededor del mismo, golpeándolo con el pecho y los hombros, no con el casco, y llevarlo hacia adelante.

Ejercicio de tres pasos para tacklear

Cuando tus hijos están preparados para tacklear a otros jugadores, haz un ejercicio progresivo de tres pasos que enseña los fundamentos para tacklear. Haz que los defensores tomen posiciones con las rodillas y las caderas dobladas y los torsos inclinándose hacia adelante. Ubica un portador de pelota a pocas yardas delante de cada defensor. A la señal inicial, los defensores trotan hacia los portadores de pelota, pero no llegan a hacer contacto. Deben estar en buena posición de tackle cuando se detengan, con las rodillas dobladas, los brazos hacia atrás, con la cabeza y un hombro posicionados para ir hacia el portador de la pelota. En el segundo comando, los tackleadores envuelven sus brazos alrededor de la cintura de los portadores de pelota. A la orden final los tackleadores moverán sus piernas para empujar a los portadores de pelota hacia atrás.

Abrazando

El no poder envolver los brazos alrededor de un portador de pelota es un error común en el tackle que se verá en todos los niveles del fútbol americano. Un ejercicio de abrazo y retención puede ayudar a que los niños comprendan cómo agarrar a un portador de pelota con los dos brazos siempre que sea posible. Ten a un portador de pelota a un paso del tackleador y que luego salte. El tackleador tomará al jugador ofensivo en el aire y tratará de mantenerlo elevado. El tackleador se verá obligado a usar ambos brazos evitando que el portador caiga al suelo.

Tomar el ángulo correcto

Muchos ejercicios de tackle implican que los jugadores se enfrenten entre sí. En un juego real, por supuesto, los niños pueden tener que acercarse a los portadores de balones en una variedad de ángulos. Para practicar el ángulo tackle, posiciona a un portador de pelota en una de las líneas del campo. Coloca a un defensor delante y a uno al lado del portador de la pelota para que no estén cara a cara. Haz que el portador de la pelota se mueva hacia adelante, por la línea, lo que obligará al defensor a derribarlo desde el costado.

Más galerías de fotos



Escrito por m.l. rose | Traducido por franco castro