Ejercicios con una tabla flotadora

Para un entrenamiento aeróbico de cuerpo completo, hay pocas actividades mejores que nadar. También es de bajo impacto, por lo que hay menos riesgo de lesión o distensión muscular. Para aquellos que no disfrutan de la natación, hay otros ejercicios que se pueden hacer en la piscina que tienen beneficios similares. Una tabla flotadora puede ser una herramienta particularmente eficaz en un entrenamiento en el agua, ya que puede ayudar a equilibrar en el agua para que puedas dirigirte a grupos específicos de músculos y se puede utilizar para crear resistencia a ciertos ejercicios también.

Ejercicios de cadera y glúteo

Debido a que una tabla flotadora te permite deslizarte por el agua mientras descansas los brazos, es ideal para el trabajo la su parte inferior del cuerpo. Para orientar las caderas y glúteos, comienza por colocar la tabla flotadora en frente de ti con las piernas flotando detrás. Levanta una piernas a un lado, asegurándote de mantener la espalda recta y poco a poco comienza a levantar la pierna tan alto como sea posible sin necesidad de doblar el tobillo. Baja la pierna a la posición inicial y repite. Haz una serie completa de repeticiones para cada pierna, manteniendo la forma apropiada en cada serie. Además de trabajar los glúteos y los isquiotibiales, este ejercicio trabaja los músculos abdominales también.

Ejercicios de resistencia de brazo

A pesar de que las tablas flotadoras se utilizan mayormente para trabajar la parte inferior del cuerpo, también pueden proporcionar resistencia para un entrenamiento eficaz de la parte superior del cuerpo. Comienza de pie con el agua aproximadamente la altura del pecho con las piernas una distancia cómoda y contrae los músculos abdominales para ayudar a mantener el equilibrio. Con el brazo derecho extendido, detén la tabla con una mano en cada extremo. Mantén el codo izquierdo cerca del torso y jala la tabla hacia el centro de tu cuerpo. Mueve la tabla de nuevo a la posición inicial y repite el movimiento hasta que quedar fatigado, trabajando hasta 15 repeticiones. Cambia la tabla a tu lado izquierdo y realiza una serie más del otro lado.

Ejercicios de caminata de resistencia

El ejercicio de caminata de resistencia también ayuda a tonificar los brazos y el pecho, pero permite caminar alrededor de la piscina, esto para agregar beneficios aeróbicos. Comienza de pie con el agua hasta los hombros y las piernas a la altura de los hombros. Sostén la tabla en frente de ti con las dos manos, manteniéndola cerca del pecho, y dobla ligeramente las rodillas. Dobla los codos en un ángulo de 90 grados, y aprieta los músculos abdominales para ayudar a mantener el equilibrio. Camina hacia delante mientras mantienes la tabla flotadora en frente de ti. El agua crea resistencia natural y ayuda a trabajar los músculos tanto en la parte superior e inferior del cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer blair | Traducido por ana laura nafarrate