Ejercicios suboccipitales

Los músculos suboccipitales se encuentran debajo del hueso occipital, localizado en la base del cráneo. Cuando los músculos suboccipitales, que incluyen el músculo recto posterior mayor de la cabeza, el recto posterior menor de la cabeza, y los músculos oblicuo superior e inferior de la cabeza, están tensos o poco desarrollados, es posible que padezcas dolor de cabeza y cuello. Otras causas de este malestar son el estrés y las posturas incorrectas. Si experimentas dolor constante en la cabeza y en los músculos suboccipitales, consulta con tu médico la posibilidad de practicar ejercicios y otras alternativas para aliviar el dolor.

Estiramiento suboccipital

Estirar los músculos suboccipitales puede prevenir la tensión y la formación de contracciones en el cuello. Permanece de pie y con la cabeza y apoyada en la pared, o bien sentado con la espalda recta apoyada en el respaldo de la silla. Tira del mentón hacia atrás hasta que se enderece el cuello. Si realizas este ejercicio con la espalda sobre la pared, tira de la barbilla hasta que el cuello toque la pared. Mantén esta posición durante unos cinco segundos. Ten cuidado de no levantar la barbilla durante este ejercicio. Puedes realizar este ejercicio hasta siete veces al día.

Estiramientos hacia adelante y atrás

La tensión y el estrés en los músculos suboccipitales se pueden aliviar con otros ejercicios sencillos de estiramiento. El estiramiento hacia adelante y hacia atrás se puede realizar en el escritorio durante el trabajo o mientras estás relajado en casa. Siéntate en el borde de una silla con la espalda recta y la barbilla paralela al suelo. Inclina lentamente la cabeza hacia adelante hasta que sientas un estiramiento en la parte posterior del cuello. Mantén esta posición durante cinco segundos; a continuación, levanta la barbilla e inclina la cabeza hacia atrás hasta que sientas un estiramiento a lo largo de la parte superior del cuello. Mantén esta posición durante cinco segundos. Realiza este ejercicio a lo largo del día para aliviar la tensión y el dolor en el cuello.

Elevaciones de cabeza

Para fortalecer aún más diversos músculos del cuello, acuéstate boca abajo en el suelo o sobre una colchoneta, con la barbilla apoyada también en el suelo. Si lo deseas, descansa la frente sobre una toalla enrollada. Levanta la cabeza aproximadamente 1 pulgada (2,5 cm) del suelo y mantén la posición durante 10 segundos. Completa diariamente 10 series de este ejercicio.

Advertencia

No realices estos ejercicios sin el consentimiento y las instrucciones de tu asesor de atención de la salud. Si los tratamientos que estás buscando no proporcionan alivio o sientes el malestar de manera regular, consulta a tu médico acerca de tratamientos alternativos. Los ajustes en el cuello hechos por un quiropráctico con licencia pueden ser útiles.

Más galerías de fotos



Escrito por tina pashley | Traducido por sergio mendoza