Ejercicios suaves de estómago

Los ejercicios para los músculos abdominales del estómago no tienen que ser extremos. Existen maneras más sencillas de trabajar tu abdomen que lo refuerzan sin desgarres. La mayoría de los ejercicios para principiantes se realizan en el suelo, en donde tu cuello y espalda baja se apoyan, pero algunos ejercicios simples de balance se hacen de pie, y trabajan tu abdomen de una manera suave.

Abdominales con piernas levantadas


Contrae el estómago.

Los abdominales con piernas levantadas son un ejercicio de dos partes para tus abdominales y para los músculos del suelo pélvico. Estos músculos centrales importantes mantienen estables a tu espalda baja y a la pelvis durante el ejercicio. Para hacer estos abdominales, acuéstate boca arriba en el suelo. Levanta tu pie cerca de 1 pie sobre tus glúteos en el suelo con las rodillas dobladas. Coloca tus brazos a los lados y alineados con tus hombros, y las palmas de las manos hacia arriba. Empieza contrayendo el estómago, empujando tu abdomen como si quisieras que el ombligo se fuera a la espalda, pero no muevas tus caderas. Además, aprieta tus músculos del suelo pélvico como si trataras de detener el paso de la orina. Después, eleva un pie a 6 pulgadas del suelo. Repite con el otro pie mientras sigas manteniendo la estabilización de la pelvis.

Levantamiento de glúteo


El levantamiento de glúteo es un ejercicio de abdomen, glúteos y cadera, para principiantes.

El levantamiento de glúteo es un ejercicio de abdomen, glúteos y cadera, para principiantes. Tu cuello está apoyado todo el tiempo en el suelo para que no se tense. El rango de movimiento es mínimo; mientras no arquees de más tu espalda baja no hay riesgo de que te la lastimes. Para hacer este ejercicio, acuéstate boca arriba en el piso con tus rodillas dobladas y tus pies abiertos a la altura de la cadera. Extiende tus brazos a un ángulo de 45 grados de tu cuerpo y gira tus palmas. Después, levanta la cadera del suelo hasta que tus rodillas hagan un ángulo de 90 grados. Apóyate en los talones usando los músculos de tus glúteos para levantarte del suelo. Mantén apretado tu abdomen durante todo el ejercicio.

Balance con una pierna


El ejercicio de balance con una pierna trabaja tu abdomen, abductores y glúteos.

El ejercicio de balance con una pierna trabaja tu abdomen, abductores y glúteos. Los abductores son los músculos de la parte interna del muslo. El balance con una pierna mejora además tu balance cuando te paras sobre un pie y mueves la pierna lentamente en muchas direcciones. Para comenzar, párate sobre tu pierna derecha. Dobla despacio tu rodilla. Sostén tu pie izquierdo una pulgada (0,03 del suelo y coloca tus manos en la cadera. Primero, mueve tu pie izquierdo hacia adelante, como si rozaras el suelo. Después, regresa el pie izquierdo hacia el centro y muévelo a la izquierda mientras mantienes el pie a 1 pulgada del suelo. Regrésalo al centro. Finalmente, extiende tu pierna. Repite con el otro lado.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por ana laura alvarez