¿Qué ejercicios son mejores para un grupo pequeño de entrenamiento personal?

Los grupos pequeños de entrenamiento personal es una ventaja tanto para el entrenador como para el cliente. Las sesiones que tienen un entrenador con 10 o menos clientes combinan la camaradería y la energía del ejercicio grupal con la atención personalizada de un entrenamiento individual. Los entrenadores pueden ayudar a una mayor cantidad de personas a lograr sus objetivos de salud y estado físico, mientras los clientes disfrutan una tarifa más económica mientras se benefician del entrenamiento a medida y el desarrollo de habilidades. Los ejercicios que funcionan mejor para las sesiones de pequeños grupos de entrenamiento personal dependen de los objetivos del grupo así como de la cantidad de espacio y los tipos de equipo disponibles.

Basado en equipos

El entrenamiento para pequeños grupos puede estar diseñado alrededor de un tipo particular de equipo, como entrenadores de suspensión, halteras (barbells) o pesas rusas (kettlebells). Por ejemplo, una sesión de entrenamiento para un grupo pequeño en el entrenador de suspensión podría consistir en variaciones de lagartijas (push-up), escaladas de montaña (mountain climbers), remos (rows), estocadas (lunges) y flexiones (curls). Una sesión de grupo con peas rusas podría implicar bateos (swings), sentadillas (squats), remos sobre plataforma (plank rows) y ochos (figure eights), si hay suficiente espacio para que todos puedan moverse sin peligro. Cuando te limitas a un tipo de equipo y haces que todos los participantes hagan el mismo ejercicio, el entrenador puede dirigir al grupo en conjunto sobre la forma apropiada de realizarlo. Luego, puede caminar por la sala mientras los clientes realizan el ejercicio para ayudarles a hacerlo de la forma correcta.

Circuitos

Cuando el equipo es limitado, el entrenamiento por circuito es una estrategia eficaz para el entrenamiento para grupos pequeños. El entrenador establece diferentes estaciones y uno o dos clientes visitan cada una por vez durante cierta cantidad de repeticiones o tiempo. Un circuito eficaz combina ejercicios del torso superior y otros del inferior con pequeños ejercicios aeróbicos, como saltar abriendo y cerrando piernas o marchas con rodillas bien arriba, para mantener el ritmo cardíaco elevado. La complejidad de los ejercicios del circuito depende del nivel de estado físico de los clientes. Si son novatos, ejercicios de fuerza básicos como sentadillas de peso corporal, estocadas, flexiones, flexiones de bíceps (bicep curls) y jalones laterales con banda de resistencia (resistance band lat pull-down) son óptimos. Para los más avanzados, movimientos de combinación como sentadillas con prensa de hombros (squats with shoulder presses), cargada y envión y estocadas con flexiones de bíceps pueden hacer más interesante el entrenamiento mientras que ofrecen un desafío mayor.

Específicos de habilidades

El entrenamiento de pequeños grupos podría ser diseñado alrededor de un grupo con un objetivo atlético común, como acondicionamiento para esquí o entrenamiento de golf. Los mejores ejercicios para este tipo de grupos son específicos para ciertas habilidades, son cuidadosamente diseñados para enfatizar los músculos usados mayormente durante un deporte en particular y para tratar puntos usuales de debilidad. Por ejemplo, un entrenador podría enfocarse en estocadas y escaleras (step-ups) en un grupo de acondicionamiento para esquí para preparar los cuádriceps para las demandas excéntricas, concéntricas e isométricas que este deporte ejerce en este grupo muscular. En un grupo de entrenamiento de golf, el entrenador se enfoca en ejercicios de rotación y de hombros para brindarle a los clientes más potencia y fineza en el balanceo del palo de golf.

Orientado a objetivos

Las mejores sesiones de entrenamiento de grupos pequeños se mantienen enfocadas en los objetivos de los clientes. Los mejores ejercicios para un grupo que busca perder peso son diferentes que los ejercicios para un grupo de adultos mayores que buscan mejorar su equilibrio y funcionamiento cotidiano. Por ejemplo, para el primero, el entrenador podría enfocarse en ejercicios compuestos que mantengan el ritmo cardíaco elevado y que quemen el máximo de calorías. Estos podrían ser pectorales (chest presses), sentadillas con haltera y flexiones. El segundo grupo podría enfocarse en el desarrollo de coordinación, equilibrio y habilidades motrices finas, que se logra con escaleras bajas, toques de los dedos de una pierna, y pases de pelota.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por maría marcela mennucci