¿Qué ejercicios son buenos cuando estás en tu período?

Cuando estás en tus días del mes, quisieras esconderte bajo las cobijas hasta que pasen los cólicos, el sangrado y la irritabilidad y puedas regresar a tu vida normal. La fatiga que acompaña a menudo a tu período puede dificultarte cualquier actividad física que no sea usar el control remoto. No obstante, ejercitarte durante tu período puede ayudarte realmente a reducir los síntomas de modo que te sientas mejor. Escoger el tipo correcto de ejercicio es una manera benéfica en que puedes manejar los síntomas de modo que no tengas que poner tu vida en suspenso.

Beneficios


El ejercicio te puede ayudar a mitigar el dolor de los cólicos y el sangrado durante esos días del mes.

El ejercicio puede ser lo último que tengas en mente cuando tienes tu período, pero puede desempeñar un papel vital en el manejo de los síntomas del síndrome premenstrual o SPM. Tomar agua en abundancia e ingerir medicamentos que no requieren prescripción te puede ayudar a calmar los cólicos y el sangrado que acompañan a tu período. Entretanto, el ejercicio puede ayudar a calmar el dolor, al tiempo que te da energía y aleja los síntomas de depresión y la irritabilidad en esos días del mes. Si conviertes el ejercicio en uno de tus primeros mecanismos de defensa contra los síntomas del período, puedes experimentar un SPM menos severo cada mes.

Problemas


Evita los ejercicios de alto impacto durante tu período de menstruación.

En algunos casos puede no ser posible hacer ejercicio durante la menstruación. Si sufres de TDPM, o trastorno disfórico premenstrual, tus síntomas pueden ser tan severos que te lleven a poner en suspenso tu vida diaria. Los cólicos severos y el sangrado abundante pueden hacer que te sea imposible ejercitarte mientras que estás en tu período, y tu ginecólogo debería examinarte para tratar tu condición. Entretanto, las atletas experimentados son más susceptibles de sufrir lesiones durante la menstruación. Sencillamente las mujeres tienen un control más pobre de sus movimientos durante los cinco a siete días que dura su período, lo cual puede ocasionar lesiones debido a la tensión de los músculos durante el ejercicio. Evita los ejercicios de alta intensidad mientras estés en tu período, y practica los de baja intensidad, que siguen siendo con todo métodos beneficiosos de ejercicio.

Aeróbicos ligeros


Caminar es un ejercicio ligero que te puede ayudar a aliviar los síntomas de la menstruación.

La actividad aeróbica ligera te ayuda a mantener el control sobre tu cuerpo mientras que calma algunos de los síntomas de tu período. Caminar es una de las maneras más fáciles para obtener estos beneficios. Camina al trabajo, estaciona tu automóvil lejos de la casa o proponte dar una caminata después de la cena para que ayudes a mitigar los espasmos y el sangrado. Si usas tampones, la natación te puede ayudar a aliviar el dolor de espalda durante tu período. La ausencia de peso en el agua también te ayuda a ejercitarte cómodamente.

Yoga


Puedes ampliar la gama de tus ejercicios de yoga usando una pelota de ejercicio.

Durante tu período, los cólicos, la fatiga muscular y el dolor de espalda pueden forzarte en conjunto a suspender tus actividades diarias. Una clase de yoga te puede ayudar a remediar algunas de estas condiciones al permitirte estirar lentamente tus músculos cansados y doloridos. O bien ejecuta movimientos sobre una pelota para ejercicio para que apliques presión en tu abdomen de modo que sientas alivio. Algunas posturas, tal como la del gato y la restaurativa, te permiten estirar los músculos de la espalda, siempre que adoptes posiciones que te sean cómodas mientras estás en tu período. Toma una clase o renta un DVD de yoga en la biblioteca para que te enteres acerca de qué posturas pueden hacer más soportables los síntomas de tu período.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por josé alcázar.