¿Qué ejercicios son adecuados durante los primeros 3 meses de embarazo?

Los primeros 3 meses de embarazo te dan la oportunidad de iniciar o de mantener el régimen de ejercicio de tu elección. A pesar de que durante el primer trimestre puedes presentar una mayor cantidad de náuseas matutinas, todavía no tienes ese gran vientre que te hace más pesada y que ocasiona que te duela todo el cuerpo. Ya sea que para ti el ejercicio constituya una actividad diaria sin la cual no puedas sobrevivir o algo que no hayas realizado desde las clases de educación física en la escuela, hay diversos ejercicios de los cuales puedes elegir y que te beneficiarán a ti y a tu bebé.

Ejercicios que puedes mantener

Si ya eres físicamente activa, deberías poder mantener tus ejercicios regulares durante el primer trimestre de embarazo. Aún puedes recostarte sobre tu espalda para realizar estiramientos o posiciones de yoga -- algo que no podrás hacer en tus últimos meses de embarazo, ya que puede interferir con la circulación sanguínea a tu bebé. Probablemente el embarazo aún no ha afectado tu equilibrio, así que siéntete libre de practicar diversas cosas: desde bailar zumba hasta sudar al ritmo de canciones más antiguas. También puedes seguir trotando o corriendo si lo prefieres.

Ejercicios que puedes iniciar

Sin importar tu condición física, algunos ejercicios son seguros para todas las personas e incluso pueden mejorar tu estado de ánimo, tu nivel de energía y evitar que ganes más de las 25 a 35 libras recomendadas durante tu embarazo. Sin añadir estrés a tus articulaciones o huesos, la natación ejercita todos tus músculos. Caminar te permite comenzar poco a poco una rutina de ejercicio mientras que realizas algo que ya hacías todos los días. Montar bicicleta, ya sea alrededor del vecindario o de forma estacionaria, es otra forma segura de comenzar a ejercitarte.

Ejercicios que debes evitar

Algunos ejercicios definitivamente no son buenos durante el embarazo. Evita cualquier deporte de contacto en el cual alguien pueda herirte a ti o a tu bebé con la fuerza de un balón o de su propio cuerpo. Evita las superficies empinadas, pues aumentan el riesgo de chocar contra alguien o algo o de que sufras vértigo por la altura, disminuyendo el aporte de oxígeno a tu bebé. Evita realizar gimnasia, esquí acuático, buceo y montar a caballo durante tu embarazo. Las sacudidas que se producen cuando montas a caballo pueden lastimar a tu bebé.

Ejercicios que debes realizar con cautela

Aún cuando sólo realices una caminata enérgica, necesitas llevar contigo algo más que tus canciones favoritas guardadas en tu reproductor de música. Vístete adecuadamente con un sostén deportivo, ropa holgada y zapatos atléticos que tengan una buena tracción. Lleva una botella de agua para mantenerte hidratada. Realiza calentamientos antes de comenzar tus ejercicios y tómate tu tiempo para enfriarte una vez que hayas finalizado. No debes sentirte excesivamente caliente o fatigada. Un golpe de calor es especialmente peligroso en estos primeros 3 meses. Tu frecuencia cardiaca debe permanecer debajo de 140 latidos por minuto y tu temperatura corporal debajo de 101 grados Fahrenheit.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por karly silva