Ejercicios para la rodilla con una contractura de flexión

Las personas con una contractura en flexión de la articulación de la rodilla pueden experimentar problemas de movilidad debido a una rodilla flexionada. Una contractura en flexión se produce cuando los tejidos en las rodillas se espesan después de un período de inmovilización y evitan que la rodilla pueda doblarse. Los ejercicios de rango de movimiento pueden ayudar a mejorar el movimiento en la articulación de la rodilla. Completa el ejercicio de una contractura en flexión de la rodilla sólo bajo la supervisión de un terapeuta o médico.

Recomendaciones de los ejercicios

Las personas se sientan o acuestan con la rodilla flexionada durante largos períodos de tiempo pueden desarrollar contracturas en flexión de la rodilla. Con el fin de mantener el funcionamiento normal y el movimiento posterior en las articulaciones, los tejidos blandos, músculos y ligamentos afectados por una contractura en flexión, deben realizarse ejercicios de rango de movimiento durante todo el día. Los ejercicios de rango de movimiento como el estiramiento, la flexión y la rotación de la rodilla aumentan el flujo sanguíneo y la flexibilidad para promover los movimientos como caminar y subir escaleras. Se deben realizar suaves ejercicios de estiramiento de leve a moderada fuerza durante un tiempo prolongado, la intensidad y duración variarán en función de la situación en particular.

Los ejercicios de rango de movimiento

Los ejercicios de rango de movimiento para una contractura en flexión de la rodilla puede ser pasiva, activa asistida o activa, en función de los consejos que se reciba del terapeuta o médico. La categoría de ejercicios de movimiento pasivo no requieren la participación del paciente , estos se realizan en su totalidad por el terapeuta, un amigo, un familiar u otra persona. Puedes completar la categoría de asistencia activa de los ejercicios de movimiento con un poco de ayuda de otra persona, mientras que, que los ejercicios de movimiento activo se llevan a cabo por tu cuenta. Realiza ejercicios pasivos de movimiento lentamente y con cuidado, nunca debes forzar o estirar un músculo y detente si la persona afectada siente dolor. Además, completa los ejercicios como parte de la rutina diaria del paciente, tales como el baño o ver la televisión.

Rotación y ejercicios de flexión

Los ejercicios de rango de movimiento donde se gire y doble las rodilla puede aumentar la flexibilidad en la rodilla afectada por la contractura en flexión. Para llevar a cabo una rotación pasiva de la rodilla, dobla la rodilla afectada del paciente de modo que el pie se encuentre plano sobre una cama o tapete y gira su pierna hacia adentro tanto como sea posible. Haz que el paciente intente tocar la cama con el dedo gordo del pie. A continuación, gira la pierna de la persona hacia el exterior lo más que se pueda y haz que se trate de tocar la cama con el dedo pequeño del pie. Otro ejercicios pasivo de movimiento implica tanto la cadera como las articulaciones de la rodilla. Coloca la mano en la rodilla de la persona afectada y dobla lentamente la rodilla levantándola hacia su pecho pecho, todo lo que se pueda. A continuación, desliza tu mano de debajo de la rodilla del paciente y colócala debajo de su muslo para ayudar a mantener su rodilla doblada en la medida de lo posible.

Ejercicios de estiramiento

La rutina diaria de ejercicios de estiramiento pasivo también puede aumentar el movimiento en una articulación de la rodilla afectada por una contractura en flexión. Realiza un ejercicio de estiramiento pasivo, colocando una de tus manos en la parte superior del muslo de la persona afectada y coloca la otra mano justo debajo de la rodilla. Aplique presión con ambas manos para levantar su pierna. Mantén esta posición de estiramiento y cuente lentamente hasta 25. Poco a poco aumentar el estiramiento un poco más y sostén de nuevo por un conteo de 25. Continúa con este estiramiento durante cinco o diez minutos y repite varias veces al día, según lo recomendado por el médico. Para acelerar los efectos, aumenta el tiempo y la duración del estiramiento del miembro afectado, en lugar de aplicar más fuerza.

Más galerías de fotos



Escrito por jan millehan | Traducido por luis manuel montoya