Ejercicios con rinitis

La rinitis se refiere a la inflamación y la irritación de los tejidos secretores de moco dentro y detrás de la nariz. Los síntomas asociados con la rinitis son rinorrea, congestión nasal, estornudos, ojos llorosos y picazón goteo nasal del poste. La rinitis se puede agrupar en dos categorías, a saber, la rinitis alérgica y la rinitis no alérgica. Una forma de rinitis no alérgica puede ser inducida por el ejercicio. Se conoce como rinitis inducida por el ejercicio y es un subconjunto de la rinitis vasomotora.

Rinitis inducida por el ejercicio

La rinitis inducida por el ejercicio se produce en las personas que empiezan a mostrar síntomas de rinitis en cuanto comienzan a ejercitarse. Por lo general, cuanto más enérgicos sean los ejercicios individuales, peores llegan a ser los síntomas. La rinitis vasomotora es diferente de la rinitis asociada a un resfriado o alergia, ya que la inflamación y la irritación de las membranas mucosas nasales no está relacionada con una sustancia irritante, como bacterias, virus, esporas o humos.

Posibles explicaciones

La rinitis inducida por el ejercicio ha sido vinculada a una rama del sistema nervioso autónomo conocida como el sistema nervioso simpático. Esta parte del sistema nervioso se encarga de nuestra "lucha o huida" y preparará varias áreas del cuerpo para responder a una amenaza o estrés. Hay ramas específicas del sistema nervioso simpático, y una de ellas se destina a la nariz y a los tejidos circundantes. Los investigadores tienen la hipótesis de que los individuos con rinitis inducida por el ejercicio, un estado de hipervigilancia ya existe en la rama nasal del sistema nervioso simpático. Al agregar actividad simpática adicional a los tejidos nasales que ya están "en guardia", la respuesta nasal se da con síntomas que pueden ser apropiados en el caso de un invasor como bacterias o polen es considerado como desagradable.

Tratamientos

Debido a la posibilidad de que la rinitis vasomotora esté mediada por el sistema nervioso simpático, no responde a los tratamientos normales utilizados para la rinitis debido al resfriado, la gripe o las alergias. La mayoría de los tratamientos para la rinitis vasomotora implican secado de las membranas mucosas de la nariz. Estos incluyen enjuagues de agua salada, esteroides y descongestionantes nasales.

Alternativas

Debido a que la rinitis vasomotora se ha relacionado con el estrés, también se ha demostrado que responde positivamente a la reducción del estrés. Por lo tanto, algunas formas alternativas para hacer frente a la rinitis inducida por el ejercicio son el descanso adecuado, la buena nutrición y la participación en actividades para reducir el estrés.

Diagnóstico claro

Como con cualquier condición médica, asegúrate de ver a tu médico para determinar un diagnóstico claro con base en tus síntomas. Ya que la rinitis viene en muchas formas, distinguir el tipo que te podría estar afectando tomará un poco de conocimiento y prueba. Determinar el tipo de rinitis que te afecta determina qué medidas de tratamiento serán las más eficaces.

Más galerías de fotos



Escrito por anthony hiebert | Traducido por katherine bastidas