Ejercicios para restaurar la flexión en el dedo índice

Hay una variedad de condiciones que pueden causar pérdida de fuerza y movilidad en los dedos, incluyendo lesiones agudas de la mano, la osteoartritis o artritis reumatoide. Si tu dedo índice se ha inmovilizado con una férula o yeso, necesitarás realizar estiramientos y ejercicios para restaurar su capacidad de doblarse o flexión.

Anatomía

El dedo índice se compone de tres pequeños huesos: la falange proximal, media y distal. Estos huesos se unen en la articulación interfalángica proximal, o PIP (por sus siglas en inglés) y la articulación interfalángica distal o DIP (por sus siglas en inglés). La falange proximal se une a los huesos de la mano, o metacarpo, en el nudillo, también conocido como la articulación metacarpofalángica, o MCP (por sus siglas en inglés). Los músculos en el lado de la palma de la mano flexionan los dedos, mientras que los músculos en la parte superior de la mano extienden los dedos. El dedo índice opera por tres músculos principales: el flexor digitorum superficialis, flexor digitorum profundus y el index lumbrical.

Ejercicios simples

Sosteniendo tu mano con la palma hacia arriba sobre una mesa, dobla los dedos para hacer un puño y luego endereza. Luego, utiliza tus dedos para agarrar un objeto grande como una pelota de tenis. Progresa hacia objetos más pequeños, como una pelota de golf, una canica y un grano de arroz. Trabaja para doblar el dedo índice y agarrar el objeto con la punta del dedo y el pulgar. Otro ejercicio fácil es arrugar una toalla de papel con la mano; progresando hacia toallas más pequeñas o trozos de papel.

Ejercicios de bloqueo

Los ejercicios de bloqueo permiten que el dedo índice mejore una articulación de flexión a la vez. Para bloquear la articulación MCP, suavemente estabiliza tu nudillo con la otra mano y practica doblar y enderezar el dedo. Bloquea las articulaciones MCP y PIP manteniendo tu nudillo y primer articulación del dedo recto, y dobla sólo la punta del dedo.

Ejercicios de flexión compuesta

Los ejercicios de flexión compuesta ayudan a mejorar la flexión del dedo índice flexionando todos los dedos a la vez. Esto permite que el dedo índice opere en conjunto con los dedos vecinos y también ayuda a que los tendones en la palma se deslicen suavemente. Para llevarlos a cabo, descansar el codo sobre la mesa con la mano delante de tu cara. Haz un gancho con los dedos sólo flexionando el DIP y PIP, manteniendo el conjunto MCP extendido. Después flexiona el MCP para hacer un puño completo. Relájate y repite durante todo el día.

Precauciones

Si experimentas dolor o sensibilidad con estos ejercicios, o has tenido una lesión reciente, consulta a tu médico o terapeuta. Ciertas condiciones, como la artritis reumatoide, pueden conducir a deformidades del dedo, siendo necesario adaptar estos ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por katie schroeder-smith | Traducido por mariana groning