Ejercicios de respiración para hablar en público

Una técnica adecuada de respiración es fundamental para tener un tono de voz fuerte y seguro. La práctica de algunos ejercicios sencillos te ayudará a proyectar tu sonido y mantenerte relajado al hablar. Los ejercicios de respiración son particularmente útiles cuando te estés preparando para hablar frente a un grupo.

Postura

Con el fin de respirar correctamente, debes permanecer de pie en una postura que facilite la inhalación y exhalación profundas. Párate con los pies separados casi al ancho de los hombros, distribuye tu peso entre las puntas de los pies y los talones. Con cada exhalación, libera la tensión en los hombros y relaja el cuello y la mandíbula.

Ejercicio de movimiento exagerado

Una mandíbula y garganta relajadas facilitan la respiración profunda. Romero de Scott Vohs, instructor de narración y comunicación oral en la Western Washington University, sugiere hacer algunos movimientos exagerados con tu cara para aliviar la tensión en la mandíbula y abrir la garganta. En primer lugar, levanta las cejas y abre la boca. Después bosteza ampliamente y en voz alta, diciendo "yah, yah, yah." Estira exageradamente la boca, diciendo "eee, ooo, eee, ooo".

Ejercicio de respiración profunda

La respiración profunda ayuda a calmar los nervios y controlar el estrés ante una situación como hablar en público. Respira lenta y profundamente por la nariz. Cuando hayas inhalado lo más profundamente posible, mantén el aliento durante cuatro segundos y luego exhala por la boca. Repite esta inhalación y exhalación dos veces más.

Suspiro tranquilizador

El Oral Communication Program del Center for Teaching and Learning de la Stanford University recomienda un ejercicio de "suspiro tranquilizador" como un método de superar tu miedo a hablar en público. Después de inhalar profundamente, suelta un suspiro vocalizado al exhalar.

Respiración diafragmática

La respiración con el diafragma en lugar de con el pecho es importante para lograr un apoyo completo a tu voz. Después de hacer algunas respiraciones profundas suficientes para ampliar tu vientre, añade un "ha" suave y sostenido durante la exhalación. Por último, añade un poco de "rebote de hombro" subiendo los hombros hasta las orejas y luego soltándolos rápidamente. Realiza los rebotes del el hombro todo el tiempo que suene el "ha" de tu exhalación. Esto libera la tensión del ejercicio y prepara tu cuerpo para apoyar tu discurso.

Ejercicio de vocalización

Usando el apoyo diafragmático, di "hoo, ho, ha, hey". Empieza en un susurro y aumentar hasta llegar a un susurro sonoro. Luego repite el ejercicio a volumen normal y luego a volumen alto.

Control del flujo de aire

Controlar el aire a medida que fluye de tu boca durante la exhalación da potencia y resonancia a tu voz. Practica este control al respirar profundamente y luego exhala durante el mayor tiempo posible. Luego intenta decir el alfabeto tantas veces como sea posible durante una exhalación.

Más galerías de fotos



Escrito por gwen bruno | Traducido por sergio mendoza