Ejercicios de respiración para fortalecer los pulmones

Muchos podrían argumentar que no hay nada más importante que la capacidad de respirar. Ser capaz de respirar sin embargo viene con diversos grados en la calidad de cada respiración. De acuerdo con la University of Missouri, la respiración deficiente influye en el estado de alerta mental, roba energía, y puede resultar en una pérdida de hasta el 20 por ciento de los niveles de oxígeno en la sangre. Empleando simples ejercicios puedes mejorar la función y la eficiencia pulmonar.

Ejercicios básicos

La respiración del vientre, también conocida como la respiración diafragmática, es el más simple de los ejercicios de respiración. Este ejercicio te enseña a utilizar el músculo en forma de hoja en la base del pecho, llamado diafragma, para respirar. Siéntate en una silla o en el suelo con la espalda recta, y la mano en tu estómago. Toma una respiración profunda por la nariz permitiendo que se expanda tu estómago en lugar de tu pecho. Usa tu mano para sentir a tu estómago inflarse. Exhala por la boca. Repite este ejercicio varias veces durante el día. Otro ejercicio de respiración básica efectiva es cerrar parcialmente tus labios, llamado respiración con los labios fruncidos. Según Merck, exhalar contra los labios fruncidos crea una resistencia y presión naturales en las vías respiratorias previniendo el colapso. Por ejemplo, utiliza la técnica de labios fruncidos para soplar una vela a distancias cada vez mayores. Párate a un brazo de distancia de una vela encendida y apágala. Si tienes éxito, vuelve a encender la vela y da uno o dos pasos más lejos y vuelve a intentarlo. Continúa hasta que ya no puedas soplar la vela.

El ejercicio aeróbico

Gran parte de tu capacidad y eficiencia pulmonar se pueden mejorar con el ejercicio. Según MedicineNet, la actividad aeróbica mejora tu respiración, y mejora la capacidad del cuerpo para utilizar el oxígeno. Normalmente, durante la respiración normal sólo utilizas un pequeño porcentaje de tu capacidad pulmonar. El ejercicio aumenta el número de pequeños sacos de aire que se utilizan para el intercambio de oxígeno con dióxido de carbono y emplea los músculos adicionales para la respiración. La capacidad de tu pulmón y corazón aumenta, y la eficiencia mejora con el tiempo para llevar el oxígeno a los músculos. Inflar globos y cantar también son ejercicios que pueden ayudar a aumentar tu capacidad pulmonar.

Asistencia con dispositivos

Otros tipos de ejercicios implican el uso de dispositivos para aumentar la resistencia y hacer que los músculos trabajen más duro. Según Expand A Lung.com, los ejercicios que incluyen resistencia de respiración desarrollan pulmones más fuertes para mejorar la resistencia para los deportes o las enfermedades respiratorias comunes. Estos dispositivos restringen el flujo de aire dentro y fuera de los pulmones durante la respiración, o aumentan la resistencia alrededor de tu estómago o en el pecho. Pueden provocar una falta de oxígeno adecuada, en determinadas circunstancias, y sólo deben ser utilizados bajo la supervisión directa de un médico o de otro profesional de la salud.

Más galerías de fotos



Escrito por daniel schellenger jr. | Traducido por natalia pérez