Ejercicios para remates en voleibol

No es casualidad que un remate de voleibol también se conoce como "matar". Un remate bien ejecutado durante un partido puede ganar puntos, mejorar la dinámica del equipo, e intimidar al equipo contrario. Sin la práctica de forma adecuada, sin embargo, los jugadores pueden enviar los remates fuera de los límites de la cancha, o dejarlos en la red. Los ejercicios simples ayudarán a los jugadores a aprender a enfoca, tomar el tiempo y la técnica.

Enfoque del remate

Los jugadores de primera fila deben iniciar el enfoque de remate a 10 pies de la línea. El enfoque adecuado permite al jugador ganar el impulso, elevándose en el aire y golpeando la pelota desde arriba con el objetivo más preciso y el seguimiento. Debes incorporar un calentamiento de enfoque de remate al inicio de cada práctica para conseguir que los jugadores estén listos para la acción. Diles a los jugadores a que se alineen en fila del lado izquierdo de la cancha, detrás de la línea de 10 pies de altura. Uno tras otro, los jugadores deben practicar su acercamiento al remate, realizando el salto "izquierda a derecha y de derecha a izquierda" trabajando los pies, con el balanceo de los brazos hacia atrás y el posterior movimiento de remate. El primer jugador realizará su remate en la posición delantera izquierda, a continuación, pasará de inmediato al centro de la cancha para realizar un enfoque en el frente medio, luego se enfocará en el lado frontal derecho. Cada jugador hace lo mismo. Los jugadores deben rotar por cada puesto dos o tres veces, concentrándose en la forma propuesta.

Remates de pared

Para trabajar en la precisión y en el seguimiento, envía a cada jugador a un muro para practicar el remate de pared. Parándose a unos 10 pies de la pared , el jugador debe equilibrar la pelota con la mano no dominante, extendiendo el codo de manera que el brazo quede recto, y elevar el brazo hacia arriba y sobre su cuerpo para que se encuentre aproximadamente con la cabeza alzada ante el hombro opuesto. Se debe elevar y colocar hacia atrás el brazo opuesto, doblando el codo para que el cambio comience cerca de tu hombro. Debe usar su mano dominante para golpear la pelota, apuntando al suelo entre el y la pared. Cuando la pelota rebote en el suelo, golpeará la pared y rebotará contra el jugador. Mientras vuelve hacia el jugador, debe seguir la pelota con la mano no dominante extendida, y mientras la alcanza , debe golpear la bola de nuevo con su mano dominante, continuando el procedimiento. Si la pelota toma un rebote extraño y el jugador no puede devolverla, debes empezar de nuevo. Continúa durante cinco minutos antes de cambiar de brazos y practica con la mano no dominante.

Golpe de pase en el juego

Puedes dividir este ejercicio en varias canchas para que cada jugador tenga más tiempo para practicar. Cada grupo debe incluir al menos tres jugadores, pero se pueden utilizar grupos más grandes, rotando a los jugadores en la posición de pase. Comienza con un jugador en la posición de lateral izquierdo, con un armador en la red sosteniendo la pelota. Un tercer jugador debe estar del lado opuesto de la red para recibir la pelota. El armador la lanza el balón al pasador, quien pasará la pelota de vuelta al armador. Este prepara la pelota mientras que el pasador se mueve a la posición de remate en la línea de 10 pies, y hace el enfoque adecuado para rematar, o matar, la pelota en la red. El receptor la recibe y los jugadores giran de forma tal que el rematador tome la posición del armador, el armador toma la posición del receptor y este último vaya a la posición de rematador. La rotación continua durante cinco minutos antes de cambiar de bando, para trabajar del lado derecho de la cancha.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por franco castro