Ejercicios para relajar los músculos del cuello y los hombros

Los ejercicios para relajar los músculos del cuello y de los hombros están diseñados para reducir la tensión en el cuello y los hombros, así como la parte superior de la espalda. Los quiroprácticos y los terapeutas masajistas pueden ayudar a reducir la inflamación y relajar los músculos, pero los ejercicios individuales pueden tener los mismo resultados de relajación.

Inclinación adelante y atrás

Este ejercicio para el cuello relaja los músculos en esa zona, indirectamente mejorando tu rango de movilidad en la parte superior de los hombros y el cuello. Siéntate derecho con la mirada hacia adelante y los pies planos contra el piso. Con los brazos en los costados, inclina la cabeza hacia atrás tanto como puedas. Mantén la posición por varios segundo antes de regresar lentamente a la posición original. Repite este ejercicio de cinco a diez veces antes de descansar. De acuerdo con la University of Maryland, este ejercicio debe repetirse tres veces al día para tener los mejores resultados.

Giro de hombros

Este ejercicio relaja los músculos de los hombros y ayuda a relajar los músculos inferiores del cuello. Recuéstate sobre el estómago en la orilla de una cama con un brazo colgando de lado. Con la cabeza y cuello flexionado hacia un lado para que tu mejilla quede al ras de la cama, comienza a girar el brazo hacia adelante y hacia atrás. Comienza el movimiento en un ángulo de 15 grados y avanza gradualmente hasta llegar a 45 grados. Conforme cambies el ángulo, debes aumentar la distancia que recorre tu brazo con cada giro. Repite el ejercicio con el otro brazo.

Giro de lado

El giro de lado está diseñado específicamente para relajar y estirar al cuello. Recuéstate de lado con una almohada debajo de la cabeza y tus piernas flexionadas en posición fetal. Si estás de lado derecho, dobla el brazo izquierdo hasta el codo, dejando que descanse ligeramente en tu costado. Desde esta posición, inhala, de forma simultánea rota el cuello y la cabeza lejos de la cama. Rota tanto como puedas y sostén el estiramiento por varios segundo. Regresa a la posición original y repite. Realiza este ejercicio en ambos lados antes de culminar.

Persiguiendo arañas

Este ejercicio está diseñado para las personas que se están recuperando de hombros congelados y desean relajar los músculos del cuello y los hombros. Párate frente a una pared con las rodillas ligeramente flexionadas y con ambas palmas tocando la pared. Desde esta posición, "camina" sobre la pared con tus dedos, como si estuvieras siguiendo a una araña imaginaria. Continúa trepando por la pared hasta que sientas el estiramiento en tu cuello y espalda. Regresa lentamente y repite el ejercicio dos o tres veces más, tratando de llegar más alto cada vez.

Más galerías de fotos



Escrito por jason aberdeene | Traducido por ricardo frot