Ejercicios de relajación para niños

Los ejercicios de relajación ayudan a los niños a aprender a relajarse en situaciones de estrés. Las técnicas de relajación también pueden ayudar a tu hijo a lidiar con el dolor como un tratamiento alternativo o complementario, según el University of Michigan Health System. Los niños responden de diferente manera a situaciones estresantes o dolorosas. Dale a los niños la elección de diferentes ejercicios de relajación: esto les ayuda a encontrar uno que funciona mejor para cada quien.

Relajación progresiva

La relajación progresiva consiste en apretar y relajar grupos de músculos en un orden progresivo. Orientar a los niños a través de la relajación progresiva les ayuda a ser conscientes de la sensación en los músculos tensos según Mayo Clinic.com. La relajación progresiva típicamente ocurre mientras están acostados. Conforme los niños aprenden a hacer la relajación progresiva, nombra diferentes partes específicas del cuerpo, dirigiendo a los niños para apretar y relajar el área. Podrías empezar desde los dedos del pie, trabajar a través de las piernas y abdomen y terminar con la zona facial.

Yoga

El yoga proporciona beneficios de relajación para adultos y niños, según Family Education. Enseñar a los niños posturas de yoga básica también puede ayudar a mejorar su salud en general, proporcionando a los niños una actividad física no competitiva, según YogaJournal.com. Este ejercicio relajante ayuda a los niños a mejorar su conciencia corporal y su coordinación. Practica yoga con tus hijos de manera constante para obtener mayores beneficios.

Visualización

La visualización ayuda a calmar a los niños mientras se les enseña cómo lidiar con situaciones estresantes. Pide a los niños que se visualicen en situaciones con cualidades relajantes. Visualizar el éxito en una situación que causa estrés también ayuda a tu hijo a relajarse. Si tu niño está teniendo dificultad con la visualización, guíalo describiendo la situación que debe imaginar. Esto le ayuda a aprender a usar la visualización por su cuenta en el futuro.

Respiración

La respiración controlada relaja los músculos, según FamilyEducation.com. Esto puede ayudar a tu hijo a relajarse en general y reducir el estrés o el dolor. Enséñale a respirar profundo y lento. Inhalar por la nariz y exhalar por la boca es la técnica recomendada para respirar. Recuérdale a tu hijo respirar profundamente cuando notes que se esta poniendo ansioso o estresado.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por mariana groning