Ejercicios de rehabilitación en caso de distensión del músculo deltoides

El músculo deltoides cubre la articulación del hombro de atrás hacia adelante, permitiéndote recoger, extender y flexionar el brazo. El hecho de forzar este músculo puede causar dolor significativo y afectar tu fuerza y rango de movimiento. Por lo anterior, la realización de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento es una parte crítica del proceso de rehabilitación durante la incidencia de este tipo de lesiones. Consulta a un fisioterapeuta para que diseñe un programa específico que se adapte a tus metas y estilo de vida.

Ejercicios de rango de movimiento

Restaurar el rango de movimiento de la articulación del hombro es el primer objetivo de un programa de rehabilitación en caso de un distensión severa del músculo deltoides. Estira tus brazos detrás de tu espalda con las manos juntas por la parte anterior o frontal del deltoides o tira de tu brazo a través de tu pecho y cuello para estirar las partes medias y posterior, respectivamente. Sostén cada estiramiento durante 10 y hasta 30 segundos, o extiende el músculo en varias ocasiones por la misma cantidad de tiempo para estirarlo de forma dinámica.

Ejercicios isométricos de resistencia

Realiza ejercicios isométricos para contraer el deltoides si mover el brazo te causa malestar (lo cual a menudo ocurre temprano en el proceso de rehabilitación). Párate de frente, de espadas o de lado a una pared (con el brazo lesionado más cerca de la pared o con la espalda contra la pared, dependiendo de la localización de la lesión) y a continuación, presiona tu mano en la pared durante al menos 5 segundos.

Ejercicios de resistencia dinámica

Reemplaza los ejercicios isométricos con ejercicios de resistencia dinámica una vez que mover tu brazo lesionado ya no te provoque dolor. Realiza elevaciones frontales (front raises) y prensas militares (military presses) para el deltoides anterior; prueba la elevación lateral (lateral raise) y el levantamiento de pie (upright row) para el deltoides medio; y finalmente, el levantamiento con la espalda encorvada (bent-over row) y el levantamiento reverso (reverse raise) para el deltoides posterior. Trata de tener una barra de apoyo detrás de ti cuando realices la prensa militar con barra o mancuernas para tener ayuda si la necesitas.

Ejercicios pliométricos

Conforme te acerques al final de tu programa de rehabilitación y si eres atleta, quizá sea necesario que realices ejercicios pliométricos explosivos. El lanzamiento en retroceso de balón de rehabilitación (backward medicine ball toss), por ejemplo, trabaja el deltoides anterior. Este ejercicio consiste en lanzar un balón de uso medicinal por encima de tu cabeza y detrás de tu cuerpo tan lejos como puedas.

Recomendaciones

Comienza realizando diariamente los ejercicios para mejorar tu rango de movimiento junto con los ejercicios isométricos después de descansar durante varios días tras la lesión. Una vez que el dolor inicial haya desaparecido, comienza a realizar ejercicios de resistencia dinámica tres veces por semana en días no consecutivos para restaurar tu fuerza. Calienta durante cinco y hasta 15 minutos antes de cada sesión de ejercicio para reducir al mínimo el riesgo de volver a lesionarte. Consulta a tu médico si el dolor no desaparece o si regresa en cualquier momento durante el proceso de rehabilitación.

Más galerías de fotos



Escrito por matthew schirm | Traducido por pei pei