Ejercicios de reflejos para boxeo

El boxeo es un deporte que demanda fuerza, rapidez, energía y acondicionamiento. Sin embargo, el factor más importante en el boxeo podría ser el tiempo de reacción y la habilidad de demostrar excelentes reflejos. Es decir, para poder sobrevivir en el ring de boxeo -sin mencionar ganar la pelea- tienes que sacar tu puño más rápido que tu oponente. Los boxeadores hacen ejercicios regularmente para mejorar estos reflejos.

Bolsa de velocidad

La bolsa de velocidad ayuda a los boxeadores a afinar sus habilidades de golpe, realizando golpes rápidos con precisión. Los boxeadores fundan su ataque en su habilidad de su golpe izquierdo (para los boxeadores diestros). Lo mismo sucede para la bolsa de velocidad. Realiza tu golpe izquierdo rápidamente para hacer que la bolsa de velocidad regrese hacia ti rápidamente. Para poder golpearla antes de que rebote contra el aro frontal de la base de la que está suspendida, debes volver a golpear con tu puño izquierdo. Trabajando con la bolsa de velocidad, desarrollarás rápidamente un golpe zurdo peligroso en el momento justo, que mantendrá a tu oponente fuera de equilibrio.

Saltar la soga

Este es otro ejercicio que desarrolla velocidad, resistencia y reflejos excelentes. Los boxeadores saltan la soga regularmente al comienzo de su rutina para entrar en calor apropiadamente. La acción de saltar la soga durante el equivalente a tres o cuatro rondas de tres minutos, ayuda a un boxeador a aumentar su velocidad cuando se trata de moverse rápidamente por el ring. Esto le permitirá estar en su mejor rendimiento cuando se pare dentro del ring. Le permite lanzar golpes con exactitud y precisión, mientras que a su vez tiene la rapidez para evitar los golpes de su oponente.

Entrenamiento para no acobardarse

Uno de los factores más grandes que un boxeador debe superar, es la tendencia a acobardarse cuando un golpe va en su camino. La reacción normal es cerrar tus ojos y endurecer tu cuerpo cuando el golpe va directo a tu cara. Para poder evitar este reflejo, tu entrenador te arrojará golpes a tu cara suavemente. Tu objetivo es bloquearlos rápidamente y luego arrojar tu contragolpe con la mano derecha sobre su cabeza (no quieres pegarle a tu entrenador). La única manera de hacerlo, es manteniendo los ojos abiertos y tu cabeza y cuello relajados.

Más galerías de fotos



Escrito por steve silverman | Traducido por maría marcela mennucci