Ejercicios para reducir el dolor de omóplato

Tus hombros se componen de huesos, ligamentos, músculos y tendones que trabajan en conjunto para hacer posible el movimiento. La escápula es el hueso más grande de tu hombro y tiene forma triangular. Los hombros sufren desgaste significativo diariamente, por lo que el dolor de hombro es muy común y puede presentarse por fracturas, torceduras, esguinces y otras lesiones. Ejercicios sencillos del hombro pueden contribuir a acelerar tu recuperación, aunque debes consultar con tu médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicios.

Tipos de ejercicios

Los ejercicios como flexiones en la pared, presiones de hombros, flexiones de hombro y "caminar con los dedos", que están destinados a fortalecer el hombro suelen ser eficaces para reducir dolor del omóplato. Para realizar flexiones de pared, ponte de pie frente a una pared con los pies separados al ancho de tus hombros. Coloca las palmas de las manos contra la pared delante de ti y empuja la parte superior del cuerpo para alejarla de la pared. Para realizar presiones de hombro, siéntate en una silla con descansabrazos y apoya los pies en el piso. Agarra los descansabrazos con ambas manos y levanta tu cuerpo fuera de la silla. Para realizar flexiones de hombro, entrelaza las manos delante de tu cuerpo, manteniendo los codos rectos. Con las manos todavía juntas, levanta lentamente los brazos encima de tu cabeza. Para "caminar con los dedos", colócate de pie frente a una pared con los dedos curvados como si fueras a gatear. Con los codos rectos, usa tus dedos en forma alternada para "caminar" lo más arriba que puedas.

Frecuencia

Realiza 5 repeticiones de flexiones en la pared, 5 repeticiones de presiones de hombro, de 10 a 20 repeticiones de flexiones de hombro y 3 repeticiones de "caminar con los dedos". MedlinePlus recomienda la realización de ejercicios de hombro dos veces al día. Sin embargo, tu médico puede ayudarte a decidir qué rutina es la más segura y eficaz para aliviar el dolor del omóplato.

Seguridad

Nunca ejercites de más un hombro lesionado. Si algunos ejercicios o movimientos aumentan el dolor o malestar, deja de hacerlo inmediatamente. Siempre realiza los ejercicios para el hombro con los movimientos adecuados. La colocación incorrecta puede hacer que los ejercicios sean ineficaces para aliviar tu dolor. Antes de hacer ejercicio, toma de 5 a 10 minutos para estirar y aflojar los músculos de los hombros y reducir el riesgo de dañar aún más tu omóplato.

Consideraciones

A veces el dolor en el omóplato puede hacer extenuante cualquier movimiento del hombro. Esto puede desalentar hacer ejercicio para tu hombro. Un apoyo para el hombro puede ayudar a sostener y comprimir el omóplato, facilitando el ejercicio. Un soporte de hombro también puede ayudar a evitar que fuerces inadvertidamente tu hombro mientras haces ejercicio.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara moffett | Traducido por sergio mendoza