Ejercicios para reafirmar los brazos en un mes

Ya sea que tengas un evento especial en camino o te estés preparando para el verano, puedes tonificar tus brazos en un solo mes con algunos ejercicios básicos. Las flexiones y los ejercicios de pesas son esenciales para reafirmar rápidamente los brazos. Cuando trabajes para tonificar tus brazos, también estarás trabajando los músculos de los hombros, la espalda, el pecho, los bíceps y tríceps. Los ejercicios para los músculos de espalda y el pecho utilizan tus músculos del brazo, lo que te ayuda a tonificarlos más rápido.

Flexiones

Las flexiones son una gran manera de trabajar el pecho, los tríceps y los hombros. Con los dedos de los pies en el suelo y las manos directamente debajo de los hombros, lentamente baja el pecho hasta el suelo y vuelve a empezar. Si no eres lo suficientemente fuerte como para llevar a cabo este movimiento como tal, puedes modificarlo y hacerlo de rodillas.

Pesas

Necesitarás un conjunto de pesas de peso medio y una colchoneta. Las pesas de peso medio deben sentirse manejables la primera vez que las uses, pero en las últimas repeticiones de cada serie final deben sentirse como un reto. Haz tres series de 8 a 12 repeticiones para cada ejercicio. Realiza estos ejercicios al menos tres días a la semana.

Remos

Comienza parándote con las rodillas suaves y los abdominales contraídos. Inclínate ligeramente por encima de la cintura, de modo que tu pecho de hacia el suelo. Con una pesa media o pesada en cada mano, dobla los codos y sube las pesas, como si estuvieras prendiendo una cortadora de césped. Baja lentamente para volver a empezar. Los remos trabajan los músculos de los brazos y la espalda.

Empuje general del hombre

Comienza parándote con un conjunto ligero de pesas medias en tus manos. Ten cuidado de no elegir unas que sean demasiado pesadas, ya que los hombros son generalmente más débiles que los otros músculos en la parte superior de tu cuerpo. Levanta las pesas con las palmas hacia adelante hasta que estén por encima de tu cabeza y tus brazos estén completamente extendidos. Baja lentamente las manos hasta que estén cerca de los hombros y levanta las pesas por encima de la cabeza otra vez.

Flexiones de bíceps

Comienza parándote con un conjunto de pesas densas en las manos. Mantén las rodillas suaves y los abdominales contraídos. Con tus palmas hacia arriba y los codos a la cintura, flexiona los codos y flexiona las pesas hacia los hombros. Baja lentamente para volver a empezar.

Contragolpe de tríceps

Comienza levantando un conjunto de pesas medias y grandes. Con las rodillas suaves y los abdominales contraídos, inclínate ligeramente por la cintura. Tus brazos deben estar a los lados y tus codos doblados, como si estuvieras en la cima del movimiento de remos. Lentamente estira los brazos y vuelve a la posición del codo doblado. Tu atención debe centrarse en doblar y estirar los brazos. Esto se centra en los músculos en la parte posterior de los brazos, los tríceps.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica kucinski | Traducido por ana karen salgado beltrán