Ejercicios de rango de movimiento para recuperarse de una fractura de codo

Los ejercicios de rehabilitación para codos fracturados son necesarios para la recuperación. Los ejercicios se pueden hacer solo o con un terapeuta físico en función de lo que recomiende tu médico. Los ejercicios de rango de movimiento (ERM) no deben confundirse con ejercicios de fortalecimiento. Los ejercicios ERM mejoran la flexibilidad y el movimiento para que el codo pueda recuperar su movilidad. El proceso de recuperación completo tarda aproximadamente ocho a diez semanas.

Estiramiento de pronación-supinación

La pronación y supinación se refieren al movimiento del antebrazo, de manera que la palma de la mano quede hacia abajo. Supinación es el movimiento de rotación opuesta en la cual la palma mira hacia arriba como tratando de sostener un plato de sopa sin derramar el contenido. Para realizar este ejercicio de estiramiento ERM, extiende el brazo lesionado en frente tuyo, como si fueras a estrechar la mano de alguien. Supina el brazo para girar la palma de tu mano hacia el techo. Prona el brazo para que tu palma mire hacia el suelo. Realiza el número aconsejado de repeticiones.

Estiramiento de bíceps

Los bíceps tensos inhiben el movimiento del codo mientras los bíceps flexionan o tuercen el codo de manera que el ángulo del codo disminuye. Por lo tanto, el estiramiento de los bíceps mejora los ERM. Para estirar el bíceps de su brazo fracturado, pon tu brazo estirado delante de ti al nivel del hombro. Supina tu brazo. Presiona el brazo hacia atrás hasta sientas un estiramiento. Pausa durante tres a cinco segundos. Realiza el número aconsejado de repeticiones. Puedes hacer este tramo con ambos brazos al mismo tiempo, si lo prefieres. También puede que sientas el pecho y los hombros extenderse.

Asistencia activa de la extensión-flexión del codo

La asistencia activa de la extensión y flexión del ejercicio de codo es un ejercicio ERM realizado con un fisioterapeuta o un asistente. Tus músculos trabajan primero para extender el codo mientras otra persona te ayuda. Un ejercicio activo sería mover tu codo por completo por tu cuenta. Un ejercicio pasivo sería permitir a otra persona mover el codo por ti. Este ejercicio es un punto medio entre ambos. Acuéstate sobre tu espalda con el codo completamente torcido, con la palma apoyada en el hombro. Un ayudante sujeta tu muñeca y el área debajo de tu codo. Estira el brazo hacia la superficie que la cual estás acostado mientras que la otra persona asiste tu movimiento. Tuerce el codo de nuevo para tocar la palma, de vuelta a tu hombro. Esta es una flexión de codo. Parcialmente utiliza tu propia fuerza y ​​parcialmente permite que tu asistente te ayude. Puede ser que tus músculos no sean lo suficientemente fuertes como para hacer uno o ambos movimientos sin ayuda, en cuyo caso puedes esforzarte tanto como puedas en los movimientos.

Más galerías de fotos



Escrito por sarka-jonae miller | Traducido por joaquín di toma