Ejercicios para prevenir el vértigo

Los ejercicios para prevenir el vértigo variarán de acuerdo con la gravedad de tu trastorno. El vértigo puede causar problemas de equilibrio, tensión muscular, fatiga y náuseas. La mayoría de los síntomas desaparecerán si haces los ejercicios adecuados correcta y fielmente, de acuerdo con la Vestibular Disorders Association. Inicia los ejercicios lentamente, y para empezar intenta hacer ejercicios sin ningún medicamento para el vértigo. Consulta con tu médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios.

Inclinación del cuerpo

La inclinación necesita ser incluida en tus ejercicios para prevenir el vértigo. Siéntate en tu cama o en un sofá con los pies firmemente apoyados en el suelo. Cierra los ojos. Inclina rápidamente tu cuerpo hacia tu costado derecho. Cae contra tu cama o sofá. En este punto, tu lado derecho estará contra la superficie. Gira un poco el cuello para que la cabeza se incline hacia arriba. Esto te causará vértigo. Espera a que el vértigo se vaya. Una vez que se haya calmado, vuelve lentamente a la posición vertical. Relájate durante 30 segundos. Inclina el cuerpo hacia el lado izquierdo. Cuando tu cuerpo esté contra la superficie, gira tu cuello ligeramente para que tu cabeza se incline hacia arriba. Espera a que el vértigo se vaya. Lentamente regresa a la posición original. Realiza este ejercicio cinco veces por la mañana y cinco veces por la noche.

Conciencia del mareo

Toma conciencia de las causas de tus mareos. Puede ser un giro de la cabeza, el ángulo o cierto campo de visión. Una vez que hayas identificado el movimiento, desarrolla un programa de ejercicios usándolo. Tu programa de ejercicio te ayudará a superar el vértigo. Realiza el movimiento cinco veces seguidas, dos veces al día. Sólo elige uno o dos movimientos para empezar. Por ejemplo, si notas que tu vértigo se produce cuando giras la cabeza hacia la derecha, trabaja en ese área. Gira la cabeza hacia la derecha. Devuélvela a la posición original. Repite este proceso otras cuatro veces para la primera sesión. Si notas que más de un movimiento provoca vértigo, inicia tu programa de ejercicios usando sólo dos movimientos. A medida que disminuye el vértigo, agrega uno o dos movimientos más.

Tai Chi

Los ejercicios de Tai Chi pueden mejorar tu sentido del equilibrio. Esta forma de artes marciales también reduce el riesgo de caídas, de acuerdo con la Vestibular Disorders Association. El Tai Chi ayuda a la oscilación postural y a la alineación de las articulaciones, distribuye uniformemente el peso del cuerpo, mejora la manera de andar y promueve una mayor conciencia. Realiza un ejercicio básico llamado Sostener la Pelota. Coloca los pies separados al ancho de los hombros. Dobla ligeramente las rodillas para llegar a una posición cómoda y centrada. Imagina una fuerza de vida que viene del centro de tu cuerpo. Forma las manos como formando un círculo alrededor de esta fuerza vital, tu chi. Tu mano derecha mirará hacia abajo, mientras que tu mano izquierda mirará hacia arriba, como si estuvieras sosteniendo una pelota. Respira lentamente durante este ejercicio. Mueve lentamente el peso del cuerpo hacia tu lado derecho y da un paso sosteniendo esta pelota. Transfiere lentamente el peso a tu lado izquierdo mientras te mueves a la izquierda.

Más galerías de fotos



Escrito por crystal welch | Traducido por mariano abrach