Ejercicios de pretemporada para snowboard

Los cambios de estaciones desafían al snowboard recreativo. A menos que puedas permitirte una búsqueda interminable del invierno visitando el hemisferio sur durante el verano en América del Norte, tienes un período de tiempo limitado para aprender y mejorar tus habilidades. Un programa de ejercicios de snowboard específico de pretemporada puede ayudarte a conservar algunas de tus habilidades, y prevenir lesiones cuando el invierno llegue finalmente.

Requerimientos atléticos para snowboard

El snowboard especializado requiere equilibrio, coordinación, agilidad, propiocepción y resistencia aeróbica y muscular, así como la fuerza y potencia. Los cuatro primeros aspectos de la condición física son de primordial importancia para el que hace snowboard. Sin ellas, todas las demás categorías de aptitud física hacen poco para mejorar tus habilidades de conducción. Cualquier persona que ha sufrido un golpe de cara sabe que montar es sobre todo un deporte de equilibrio. Como nadie se mueve por la vida con los pies atados a una tabla, la coordinación también desempeña un papel importante. La propiocepción te informa de la posición del cuerpo en el espacio. La calidad de la nieve cambia en el transcurso de un día, y tu seguridad depende de tu capacidad para detectar estos cambios y hacer los ajustes necesarios. La agilidad pertenece a tu capacidad de responder y reaccionar a los estímulos externos, como el resto de los montadores, niños, árboles y postes de elevación.

Balance dinámico

El snowboard requiere equilibrio dinámico o equilibrio en movimiento. El experto se enfoca en el equilibrio de transición, que consiste en permanecer en la tabla a través de todos los segmentos de la curva. La tabla de equilibrio proporciona un dispositivo de entrenamiento óptimo para el balance de transición. Párate en el centro de la tabla con las rodillas ligeramente flexionadas. Asume tu postura típica de snowboard. Una postura normal colocando el pie izquierdo ligeramente delante del derecho, y una posición "goofy" posiciona al pie derecho por delante del izquierdo. meciéndote hacia adelante y hacia atrás y de lado a lado, sin dejar que la tabla "toque fondo" o toque el suelo. Involucrar a tu núcleo contrayendo los músculos abdominales te ayudará a mantener el equilibrio.

La propiocepción y ejercicios aeróbicos

Cerrar los ojos durante el ejercicio de balanceo en la tabla de equilibrio mejora la propiocepción. Si tienes suficiente equipo, establecer un curso de entrenamiento del equilibrio es otra opción. Organiza una serie de equipos de entrenamiento de equilibrio, tales como las tablas de equilibrio, los discos de equilibrio y balones BOSU o medias bolas. Pisa de un equipo a otro, ajustando la alineación en consecuencia. Los ajustes menores a tus entrenamientos aeróbicos regulares también mejorarán la propiocepción. En lugar de correr en una cinta, sal a la calle y trata de correr a campo traviesa, que requiere que experimentes diferentes cambios en el terreno.

Fuerza, potencia y coordinación

La combinación del entrenamiento de fuerza del snowboard con poder y coordinación es relativamente fácil. Comienza con tres series de 12 repeticiones de sentadillas tradicionales, utilizando tu propio peso corporal, bandas de resistencia, pesas o mancuernas. La sesión de entrenamiento de la fuerza despertará los músculos de las piernas para el ejercicio de entrenamiento pliométrico o de potencia. Los saltos en cuclillas pliométricos hacen hincapié en la fase de aterrizaje de un salto. Esto es importante para los corredores que disfrutan realizar trucos en el parque de media pipa o en el terreno. Párate a 2 pies de distancia de una caja de 12 por 30 pulgadas. Ve a la caja, aterrizando con las rodillas dobladas. Realiza ocho repeticiones. Añade agilidad y coordinación al tener un amigo con el que lanzas una bola de medicina mientras aterrizas en dicha caja.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mercer | Traducido por franco castro