Ejercicios pre-quirúrgicos para reemplazo de la rodilla

La cirugía de reemplazo articular a menudo se recomienda cuando se experimenta un dolor tan grande que dificulta realizar los movimientos cotidianos. Antes de someterte a una cirugía de reemplazo articular, sin embargo, tu médico puede recomendarte hacer ejercicios para aumentar la fuerza y ​​la función muscular. Aunque no se recomiendan estos ejercicios en todos los pacientes, podrían ayudar a mejorar el resultado quirúrgico, así que habla con tu médico por si debes comenzar un régimen de ejercicios antes de la cirugía para tu caso.

Beneficios

Realizar ejercicios anteriores a la cirugía de rodilla pretende mantener los músculos flexibles y fuertes. Tener músculos fuertes mejora tu recuperación ya que estos estarán en mejores condiciones para soportar la rodilla después de la cirugía. A pesar de que realizarás ejercicios post-quirúrgicos para fortalecer la rodilla, lo que hagas de antemano podrá darte un mejor comienzo. Sin embargo, siempre consigue la aprobación de tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios para prepararte para la cirugía.

Ejercicios de flexibilidad

Enfatizar la flexibilidad muscular ayuda a prevenir el de-acondicionado muscular, haciendo que las fibras musculares se rompan. Ejemplos de ejercicios de flexibilidad incluyen direccionar (pointing) y flexionar (flexing) los pies y tirar las rodillas hacia el pecho. El ejercicio de sentarse con las rodillas flexionadas (sitting knee flexion) es otra actividad que te ayuda a estirar la parte frontal de la rodilla. Para realizar este ejercicio, siéntate en una silla con los pies apoyados en el suelo. Coloca tus manos debajo de tu muslo para un mejor apoyo, y dobla la rodilla para tirar de tu pie hacia la pared detrás de ti. Mantén esta posición durante 5 segundos, luego suelta el pie. Repite el ejercicio cinco veces.

Ejercicios para fortalecer

Ciertos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos cuadriceps, la pantorrilla y el muslo antes de la cirugía de rodilla, sin embargo, pueden ser difíciles de realizar debido a tu dolor de rodilla. Haz los ejercicios sólo en la medida de lo posible, y evita el dolor siempre que sea posible. Los ejercicios de fortalecimiento son ejercicios isométricos que no involucran cantidades significativas de movimiento, como apretar los glúteos, cuádriceps y los músculos de la pantorrilla mientras estás acostado. Los ejercicios de flexiones (push-up) son otra manera de ayudar a prepararte para la recuperación post-quirúrgica. Comienza por sentarte en una silla con apoya brazos robustos, colocando firmemente tus manos a cada lado. Empújate con tus brazos, levantando las nalgas ligeramente de la silla. Mantén esta posición durante 5 a 10 segundos y luego baja los glúteos a la posición inicial. Repite el ejercicio de tres a cinco veces.

Gimnasia acuática

Si tienes dificultades para mover las articulaciones en la tierra, fortalecerlas en agua puede ser tu mejor opción antes de la cirugía de reemplazo articular. La gimnasia acuática o la realización de ejercicios recomendados por el médico en el agua pueden ayudar a calentar los músculos, reduciendo el dolor con el ejercicio. El agua ayuda tanto a controlar tus movimientos como a fortalecer los músculos en un entorno de bajo impacto.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel nall | Traducido por priscila caminer