Ejercicios de preparación para las puntas en ballet

Prepararte para el trabajo en puntas involucra más que solo comprar tu primer par de zapatillas. El trabajo en puntas es extremadamente demandante así que mientras esperas la luz verde de tu maestro para comenzar, usa una variedad de ejercicios comprobados para preparar tu cuerpo para el rigor de esta actividad.

Ayuda para el equilibrio

Cuando trabajas en puntas, tu base de apoyo es únicamente del tamaño de la punta de la caja de la zapatilla de puntas. Esto presenta un reto obvio, especialmente si tus habilidades de equilibrio no son las mejores. Al desarrollar tu habilidad y sentido del espacio, mejorarás tus habilidades de equilibrio haciendo más fácil tu transición a las puntas. Uno de los ejercicios más básicos para esto involucra simplemente pararte en una pierna por un minuto o más. Puedes incrementar el reto al hacer un releve, cerrar tus ojos, mover tu cabeza o brazos en diferentes direcciones o pararte sobre una pequeña almohada, tabla o alguna otra superficie inestable. Siempre repite con la otra pierna.

Fotalece tus pies

Como bailarina, tus pies y tobillos definitivamente son tu herramienta más importante. Cuando trabajas en puntas, tus pies y tobillos son la fuerza y poder estabilizante detrás de tu relevé, pirueta y poses. Te mantienen derecha y sólida y te protegen de heridas. Muchas bailarinas intentan mejorar la fuerza de sus pies y tobillos con ejercicios básicos de resistencia con bandas. Las bandas de resistencia son baratas, ligeras, versátiles y pueden guardarse en un bolso de baile para usarlas después de clase. Compra una banda de buena calidad y úsala regularmente para trabajar los músculos extrínsecos de tus pies, los que controlan la dorsiflexión, flexión plantar, inversión y eversión en el tobillo. Para trabajar los pequeños músculos intrínsecos de tus pies, estira la banda o una toalla de mano, sobre el piso, párate sobre ella con un pie y tómala al enroscar tu pie y dedos del pie. Otra opción es colocar varias canicas en el piso y practicar levantarlas con tus pies descalzos.

Cuidar tu abdomen

Ya sea que hagas simples releves en la barra o giros de pique rápidos a lo largo del piso, necesitarás mucha fuerza de abdomen para mantenerte levantada y sobre la punta de la caja de tus zapatillas. Para mejorar la fuerza en los músculos de tu abdomen, y también caderas y espalda, pasa varios minutos después de clase haciendo varios ejercicios básicos. Los levantamientos de espalda y de lado, los abdominales de oblicuos, los puentes supinos y los levantamientos de espalda son muy buenas herramientas para mejorar la fuerza de tu torso en preparación para el trabajo en puntas.

Todo sobre la rotación

Cuando comienzas a trabajar en puntas, tus músculos de rotación serán retados al máximo. En anticipación al cambio, trabaja estos músculos de manera consciente en clase. Más que eso, puedes hacer ejercicios complementarios para entrenarlos. El estiramiento del flexor de la cadera hincado puede incrementar el rango de movimiento en la parte frontal de tu cadera y mejorar la rotación, de acuerdo con la revista Dance Spirit Magazine. Muévete a la posición de estiramiento, mantén durante 30 segundos, repite hasta cuatro veces con cada pierna. Para maximizar el potencial de tu rotación, también deberías fortalecer los rotadores externos de la cadera. Mientras te paras sobre un piso resbaloso con calcetines, practica rotas los pies desde una posición paralela primera hasta una posición rotada. Otra opción es realizar el ejercicio del cangreja acostado de lado, usando una banda de resistencia para agregar más intensidad.

Más galerías de fotos



Escrito por judy fisk | Traducido por laura gsa