Ejercicios de práctica para principiantes de voleibol

El voleibol, inventado en 1895, se ha convertido en un deporte muy popular, tanto para hombres como para mujeres. Ya que el voleibol requiere equilibrio, coordinación, agilidad, velocidad y reflejos rápidos, perfeccionar tus habilidades requiere ejercicios de movimientos específicos. Los principiantes tienen que empezar de a poco, aislando cada habilidad, aprendiéndola bien, y luego incorporarla en el juego en conjunto.

Ejercicios de pase

Si alguna vez has visto un partido de voleibol recreativo o de escuela media, la mayor parte del juego progresa con un simple pase en lugar de prepararse, rematar, y jugadas al fondo de la cancha. Enseñarle a los principiantes los golpes precisos ayudará a progresar con habilidades más avanzadas. Los jugadores jóvenes o nuevos a menudo cometen el error de balancear salvajemente sus brazos al pasar, golpeando la pelota con los dedos en lugar del antebrazo. Para un ejercicio muy sencillo de pase, alinea a los jugadores en la línea de 10 pies (3 m). De pie en la posición de armador en la red, lanza la pelota al primer jugador en forma suave, dándole instrucciones para golpear la bola con su mano derecha, que mantendrás, apuntando hacia arriba, al lado de la red. Después de que golpea el balón, dale una devolución constructiva sobre la forma, luego pídele que vuelva a la parte de atrás de la línea. Continúa con todo el equipo, antes de mover la línea a otra posición en la cancha y continuar el ejercicio de golpes desde otro ángulo.

Ejercicios de zambullida

Muy rara vez en el voleibol el jugador que recibe el balón llegue a quedarse quieto mientras pasa la pelota. Por lo general, la pelota pasa por la red y el equipo receptor debe moverse hacia la pelota para mantenerla en juego. Si alguna vez has visto a equipos de voleibol principiantes, muchos de los jugadores parecen reacios a moverse hacia donde va la pelota, y a menudo la pelota golpea directamente el suelo entre dos jugadores. Para animar a los jugadores a moverse o zambullirse hacia un balón perdido, hay que practicar los ejercicios en los que se deben mover hacia la pelota. Alinea los jugadores en una simple fila. Párate aproximadamente a 10 a 15 pies (3 a 5 m) delante de ellos con una canasta de pelotas de voleibol. Lanza una pelota al primer jugador de la fila, pero cuando se la pases, tírasela hacia su derecha, izquierda o a varios pies delante de él, así tendrá que moverse con el fin de recibir el balón. Después de que la golpee, él debe inmediatamente devolver la pelota y volver a la parte de atrás de la línea. Este ejercicio funciona mejor si puedes hacer que se muevan rápidamente, lanzando una bola tras otra para que el siguiente jugador en línea tenga que reaccionar y actuar con rapidez para la próxima pelota lanzada.

Círculo de pase

Para incorporar la precisión del pase y el movimiento de la bola, coloca a los jugadores en grupos de cinco a 10 en círculos, con un entrenador o líder en el centro del círculo con una pelota. Los jugadores deben estar repartidos, entre cinco a 10 pies (1,5 a 3 m) entre cada jugador. El técnico actuará como destino intermedio para cada pase. El entrenador lanzará el balón a un jugador para iniciar el ejercicio, y ese jugador tiene que pasar la pelota directamente de nuevo al entrenador, que luego golpeará la pelota hacia cualquier otro jugador en el círculo. Continúa con este golpe de ida y vuelta entre jugadores y entrenadores. Por cada pelota que caiga entre dos jugadores, o por cada pase desviado, se acumulará un punto. El primer círculo en acumular 10 puntos tendrá que correr.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por franco castro