Ejercicios de postura para niños

Enseñar los buenos hábitos de la postura a temprana edad de un niño puede salvarla de incomodidades futuras, dolor y mala apariencia. Entre las causas que llevan a la mala postura en los jóvenes son las mochilas pesadas, malos hábitos; como el sentarse en la escuela con la barbilla hacia adelante sostenida son la mano, o sentarse en una silla en forma jorobada. La escoliosis y otros problemas de la espalda pueden también contribuir a los problemas de postura. Unos cuantos ejercicios pueden ayudar a tu hijo a desarrollar y mantener una postura sana.

Apretar los omóplatos

El apretón de los omóplatos se realiza con el niño de pie con sus brazos extendidos hacia los costados. Después dobla los codos para que las manos estén a la altura de los hombros, con las palmas hacia arriba. Aprieta los omóplatos para juntarlos y los sostiene por cinco segundos. Permite que se relaje y pide que repita cinco veces. La revista Better Homes and Garden sugiere iniciar los ejercicio de postura sólo una vez por día, pero gradualmente incrementar la frecuencia hasta las tres veces diarias.

Alineación de cabeza y cuello

La resistencia hacia atrás es un ejercicio efectivo para la alineación de cuello y cabeza. Pide al niño que coloque sus manos detrás de su cabeza, los dedos entrelazados, codos apuntando hacia afuera. Debe entonces empujar suavemente sus manos hacia adelante al mismo tiempo que empuja la cabeza hacia atrás creando resistencia. Pide que mantenga su cabeza alineada mientras siente la resistencia de las manos. Sostiene por 10 segundos y repite tres veces.

Ángeles de pared de espalda y hombros

Los ángeles de pared son divertidos para los niños debido a que se parecen a los ángeles sobre la nieve en el invierno. Pídele a los niños que se paren contra una pared con los pies abiertos a nivel de los hombros. Entonces, deben presionar suavemente sus espaldas bajas contra la pared. Colocarán entonces sus codos, antebrazos y muñecas contra la pared con las palmas viendo al frente. Después, alzará y bajará sus brazos en un pequeño arco manteniéndolos en contacto con la pared en todo momento. Deben realizar estos ejercicios 10 veces.

Únete a una clase de movimientos

Las clases de movimientos como el baile, gimnasia, patinaje en hielo o natación, pueden proporcionar a un niño un incremento en la alerta de su cuerpo, habilidades motoras y confianza, de acuerdo con la terapeuta físico Sharon DeCelle de Memphis. Algunas de estas clases enfatizan la postura y todas ayudan a mejorar la fuerza central. Los músculos centrales son músculos profundos abdominales y en la espalda que estabilizan y apoyan a tu cuerpo conforme se mueven. Es importante tener músculos centrales para una espalda sana y buena postura.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda hagood | Traducido por glen boyd