Ejercicios para la polimiositis

La polimiositis es una enfermedad que afecta el tejido conectivo en el cuerpo. Los síntomas de la polimiositis incluyen la inflamación y la debilidad muscular, más notablemente la debilidad en los músculos esqueléticos que son responsables por el movimiento. La polimiositis puede ocurrir a cualquier edad pero es más frecuente en adultos entre los 30 y los 50. Las drogas son un tratamiento común para la polimiositis, como también el ejercicio en ciertas situaciones.

Amplitud de movimiento

Mover las piernas a través de una gama completa de movimientos ayuda a mantener los músculos estirados y tonificados. Dependiendo de tu condición, puedes hacer el rango de movimiento de diferentes maneras. El rango de movimiento pasivo es cuando alguien mueve tu cuerpo por ti. El rango de movimiento activo asistido es donde te mueves tanto como sea posible y alguien termina el movimiento por ti. El rango de movimiento activo es donde te mueves completamente por tu cuenta.

Estiramiento

Los ejercicios de estiramiento de los brazos y las piernas pueden ayudar a prevenir la la formación de contracturas, de acuerdo con Drugs.com. Una contractura es cuando un músculo se ha acortado dificultando el movimiento de una articulación. Comienza una sesión de ejercicios con estiramientos suaves para tus bíceps, tríceps, cuádriceps y los isquiotibiales según lo prescrito por tu fisioterapeuta. Es una buena idea para hacer diversos estiramientos de 20 a 30 segundos y se abstenerse de los saltos.

Hidroterapia

El ejercicio en el agua ayuda a reducir el efecto de la gravedad y puede ser útil si tienes dolor. Los ejercicios de hidroterapia pueden ser recetados por tu fisioterapeuta como parte del tratamiento, dice Drugs.com. La hidroterapia puede consistir en caminar, trotar o estirase en una piscina, o el uso de baños de hidromasaje para ayudar a calmar los músculos doloridos.

Fortalecimiento

Durante los períodos cuando el dolor es mínimo y la movilidad regresa, es aconsejable realizar ejercicios de fortalecimiento ligeros para ayudar a controlar tu polimiositis. El Hospital for Special Surgery sugiere el uso de bandas de resistencia o pesas ligeras para trabajar suavemente los músculos. Evita realizar cualquier entrenamiento fuerza sin la guía y la supervisión de tu médico o terapeuta.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por luis eduardo barbosa