Ejercicios para la piscina sin nadar

Se ha comprobado que el ejercicio en el agua es benéfico para mejorar la capacidad y fuerza cardiovascular, además de aliviar la depresión y ansiedad. Los Centros de Control y Prevención de enfermedades confirman que el ejercicio en el agua es una buena actividad para usar para mejorar tu salud y condición física general. Si disfrutas el agua pero no eres muy buen nadador, no tienes que dejar de usar la piscina para ejercitarte. En lugar de esto, elige actividades en ella que no requieran de nadar.

Caminar en el agua

Pasa entre 30 y 60 minutos caminando o trotando en la parte baja de la piscina, moviéndote de un lado al otro en ella. La Fundación de Artritis comenta que caminar en el agua se ha vuelto popular porque la resistencia del agua provee un tipo de ejercicio casi sin peso que es suave con las articulaciones. Puedes unirte a una clase o ejercitarte por tu cuenta. Realiza el ejercicio en agua que tenga una profundidad que te llegue entre la cintura y el pecho, caminando como lo harías en el piso. Incrementa la dificultad del ejercicio trotando, levantando tus rodillas más alto o agregando pesas de agua para incrementar la resistencia. Como cualquier otro tipo de ejercicio cardiovascular, pretende realizarlo al menos 30 minutos la mayoría de los días de la semana.

Ciclismo en el agua

El mundo del ciclismo en grupo se ha encontrado con la condición física en el agua. Los creadores de acondicionamiento físico en piscinas han desarrollado un número de ciclos acuáticos donde pueden nadar dentro y fuera de ellas para las clases de ciclismo en grupo. El agua beneficia al ciclismo de dos maneras: primero, la resistencia del agua disminuye la presión que a menudo experimentas en tu espalda, caderas y rodillas en bicicletas de tierra; segundo, la misma resistencia trabaja en contra de los pedales de la bicicleta para incrementar la intensidad del ejercicio y mejorar los resultados. Las piscinas con una entrada inclinada, como de playa tienen más probabilidad de ofrecer estas clases porque es más fácil meter las bicicletas al agua y sacarlas después.

Aeróbicos acuáticos

Los aeróbicos acuáticos ofrecen una opción probada para los individuos que no quieren solo nadar. Parecidas a las clases de acondicionamiento físico en el piso, las clases de aeróbicos acuáticos vienen en una variedad de formas y niveles de dificultad. Podrías encontrar clases de Ai Chi, un tipo de Tai Chi acuático, baile acuático o hasta pasos en el agua y clases de pesas. Además de una variedad de opciones, las clases de aeróbicos acuáticos ofrecen la oportunidad de socializar con otros miembros de la clase y desarrollar lazos de comunidad. Busca opciones de clases en tu piscina local antes de comprometerte con alguna ya que podrías preferir una cierta clase o cierto instructor.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por laura gsa