Ejercicios en la piscina y jacuzzi

El agua es un excelente medio para ejercitarte y ayudar a la pérdida de peso, acondicionamiento físico, prevención de lesiones y rehabilitación. La flotabilidad del agua la convierte en un ejercicio de bajo impacto y sin peso añadido que es sensible con las articulaciones más que al correr o saltar. La resistencia del agua desafía el cuerpo, aumentando el tono muscular, así como el ritmo cardíaco de un buen entrenamiento cardiovascular. La piscina es el lugar ideal para hacer ejercicios aeróbicos y de fuerza debido a su mayor tamaño y profundidad. Sin embargo, algunos ejercicios de estiramiento y tonificantes pueden realizarse también en un jacuzzi.

Camina en todas direcciones

Caminar en la piscina elevará el ritmo cardíaco para beneficios cardiovasculares. También fortalece los músculos de brazos y piernas conforme empujas y jalas contra el agua a cada paso. Camina por 10 a 15 minutos, descansando en segmentos de cinco minutos si lo necesitas entre ejercicios tonificantes. Camina en diferentes direcciones; hacia adelante, de lado a lado o hacia atrás, para trabajar los flexores de la cadera, abductores y bíceps femorales, respectivamente.

Fortalece la cadera

Los músculos fuertes de cadera mejorarán tu equilibrio, disminuirán el riesgo a lesiones de rodillas y espalda, y te harán ver bien en pantalones ajustados. Fortalece la cadera en la piscina o jacuzzi parándote derecho, sosteniéndote de la pared para ligero soporte. Lentamente mueve tu pierna izquierda hacia el lado externo 10 veces, empujando contra el agua cuando subes y bajas para tonificar los músculos abductores y aductores. Después, haz 10 repeticiones de flexión de cadera doblando tu rodilla hacia arriba, a tu pecho, seguido por 10 repeticiones de extensión trayendo tu pierna detrás de tu cuerpo. Descansa antes de realizar una segunda serie. Añade resistencia extra poniendo un flotador alrededor de tu tobillo.

Saltos

Aumenta la intensidad de los ejercicios en piscina y jacuzzi saltando. De pie, el agua debe llegarte a la altura del pecho, salta hacia adelante, aterrizando suavemente con las rodillas flexionadas antes de volver a saltar hacia atrás. Usa una línea en la parte inferior de la piscina para asegurarte de que te mueves hacia adelante y hacia atrás eficientemente. Brinca por 30 segundos antes de descansar, y repite otras dos veces.

Levanta los brazos

Tonifica los músculos de los brazos tanto en la piscina como en el jacuzzi con una serie de mancuernas flotantes. Sostén una mancuerna en cada mano mientras te paras con el agua llegándote al pecho. Enfócate en curls de bíceps y tríceps. Comienza con tus brazos hacia abajo a los lados; flexionando los codos para traer el peso hacia tus hombros y después empujar de nuevo hacia abajo, contra el agua, para fortalecer los brazos. Repite 10 veces o hasta la fatiga por un total de tres series. Entrena los hombros levantando los brazos a los lados a la altura de los hombros; empujando hacia abajo para traer los pesos a tus lados. Repite de 10 a 15 veces durante 3 series.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por arcelia gutiérrez