Ejercicios de Pilates que se deben evitar durante el embarazo

Si se encuentran sanas, las mujeres que están embarazadas, por lo general, hacen ejercicio a partir de su tercer trimestre. Los ejercicios de Pilates son a menudo una de las formas recomendadas de ejercicio y son conocidos por sus movimientos suaves, pero eficaces, y su capacidad para mejorar la postura y reducir los dolores y el estrés. Sin embargo, no todos los ejercicios de Pilates son adecuados durante el embarazo. Los ejercicios que se realizan sobre la espalda o sobre el estómago pueden causar molestias o causar lesiones potenciales a tu cuerpo. Si asistes a una clase de Pilates o trabajas con un instructor de Pilates, asegúrate de que esté entrenado en poses prenatales.

Ejercicios en decúbito supino

El recto abdominal tiende a separarse durante el embarazo. Por lo tanto, es importante para las mujeres embarazadas prevenir cualquier daño adicional a esta área de su abdomen. Muchos ejercicios de Pilates que contraen el recto abdominal deben ser evitados, según señala Pilates Pro. Estos incluyen ejercicios en los que estás acostada sobre tu espalda, como el estiramiento de piernas. Este y otros ejercicios similares requieren que te recuestes sobre tu espalda y lleves las rodillas y la cabeza juntas por encima de tu pecho. Luego, mientras aprietas tus abdominales, debes extender las piernas hacia fuera delante de ti y tus brazos sobre tu cabeza. A continuación, utiliza tus abdominales para volver a la posición inicial.

Acostada boca abajo

Los ejercicios de Pilates que requieren que te acuestes boca abajo o participes en algún tipo de plancha boca abajo no se recomiendan para las mujeres embarazadas, ya que apoyarte en tu estómago no es una posición óptima. Esto incluye ejercicios tales como la X, que requiere que te acuestes boca abajo y extiendas los brazos y las piernas, como si estuvieras formando una X con tu cuerpo. Mientras inhalas, levantas los brazos y las piernas en alto. Al exhalar, llevas los codos hacia atrás hacia tu cintura mientras que juntas las piernas. Es mejor para las mujeres embarazadas modificar estas poses para apoyarse de lado y realizar un movimiento similar, pero de un lado a la vez.

Estiramiento profundo

Si bien los estiramientos suaves pueden ser calmantes y relajantes durante el embarazo, los estiramientos profundos pueden causar lesiones y deben ser evitados, según Everything About Pilates. Esto incluye el estiramiento común de isquiotibial de Pilates, que se ejecuta mientras se está acostado sobre la espalda, llevando una pierna perpendicular a tu cuerpo. A continuación, sujeta tu pie, pantorrilla o isquiotibial para tirar de tu pierna hacia tu pecho. En su lugar, siéntate derecha en el suelo con las piernas estiradas frente a ti. Envuelve una correa de pilates o yoga alrededor de la planta del pie y tira muy suavemente de la correa hasta que sientas un estiramiento cómodo en tu isquiotibial.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por nicolás altomonte