Ejercicios con peso en los tobillos para adelgazar los muslos internos

Los muslos internos pueden ser un problema incluso si tienes un peso saludable. Para adelgazar esta parte de tu cuerpo, sigue un programa completo para bajar la grasa corporal general y realiza ejercicios específicos que apunten a los músculos abductores. Si eres nuevo con los ejercicios, comienza sin pesos, luego agrega peso en los tobillos cuando estés listo para más resistencia.

Reducción localizada

Mientras que hay ejercicios específicos para apuntar a los músculos de los muslos internos, no existe la reducción localizada. No hay ejercicios ni máquinas especiales que puedan adelgazar sólo una zona de tu cuerpo, como los abdominales o los muslos, según reporta el American College of Sports Medicine. Sin embargo, puedes utilizar pesas en los tobillos para fortalecer y tonificar los muslos. Si eres nuevo con los ejercicios, comienza con un peso de dos a tres libras sujetado en los tobillos. Una vez que puedas hacer hasta doce repeticiones de cada ejercicio con facilidad, aumenta el peso en una a tres libras. Los pesos en los tobillos están disponibles con pesos móviles para poder ajustarlos como sea necesario.

Levantamiento lateral acostado de muslo interno

Realizar el levantamiento lateral acostado de muslo interno como parte de un entrenamiento corporal completo te ayudará a tonificar esta zona. Acuéstate de un costado y apila las caderas y los hombros sin girar hacia atrás ni hacia adelante. Coloca la pierna superior levemente detrás de la trasera y mantén las rodillas levemente flexionadas. Contrae los músculos de los muslos internos y levanta la pierna inferior lo más alto que puedas sin rodar. Para apuntar a los músculos de los muslos interiores o abductores, sólo levanta la pierna unas pulgadas por encima del suelo, dice el American Council on Exercise. Realiza este ejercicio con o sin pesos en los tobillos.

Levantamiento de muslo interior de pie

Realiza un levantamiento de pierna de pie con o sin pesos en los tobillos. Párate recto y sujeta una silla o un mostrador de un lado para tener apoyo. Comienza con la silla o el mostrador a tu izquierda. Contra el músculo de los muslos internos, dobla la rodilla derecha y levanta el talón de la pierna derecha hasta la altura de la rodilla. Tu tobillo derecho debería estar en frente de tu rodilla izquierda mientras bajas la rodilla derecha hacia un costado. Baja lentamente la pierna y repite de 8 a 12 veces, luego cambia de piernas.

Patada de tijera

Ponte pesos en los tobillos, acuéstate sobre tu espalda y lleva tus rodillas al pecho. Luego extiende ambas piernas hasta el techo sin estirar completamente las rodillas. Abre lentamente las piernas a los costados lo más que puedas de manera cómoda, mientras mantienes la espalda baja en el suelo. Contrae los músculos de los muslos internos y presiona las piernas para juntarlas nuevamente. Repite 8 a 12 veces y evita dejar que los pesos del tobillo abran tus piernas. Controla el movimiento en ambas direcciones. Cuando hayas terminado, lleva nuevamente las rodillas al pecho y luego bájalas al suelo.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por sebastian castro