Ejercicios para personas en sillas de ruedas

Las lesiones de médula espinal que resultan en algún tipo de parálisis afectan a más de 250.000 personas en los Estados Unidos, de acuerdo con el National Spinal Cord Injury Statistical Center. Esto puede significar el confinamiento a largo plazo en una silla de ruedas, creando desafíos para mantener el nivel de salud física. Incluso si sólo estarás en silla de ruedas por un corto plazo de tiempo, puedes aún realizar ejercicios para mantener tus músculos fuertes y tu nivel de resistencia alto. En la medida en que tu médico lo apruebe, los ejercicios en silla de ruedas pueden ser satisfactorios y beneficiosos.

Calentamiento

Al igual que con cualquier ejercicio, debes calentar antes de comenzar tus ejercicios en silla de ruedas. Esto es particularmente importante si tus músculos han estado inactivos por algún tiempo. Tu terapeuta físico puede ayudarte a estirar, o puedes estirar los brazos por sobre tu cabeza y luego estirarlos usando uno para tirar del otro, manteniéndolos cerca del cuerpo. La University of Iowa advierte que los atletas en sillas de ruedas son susceptibles a padecer de lesiones en los brazos y tendinitis, de modo que elongar es muy importante antes de comenzar le entrenamiento.

Bandas de resistencia

Las bandas de resistencia pueden ser una forma efectiva de realizar entrenamiento de fuerza en silla de ruedas. Estas son unas bandas pequeñas y flexibles y se pueden unir a tu silla para mayor facilidad, portabilidad y conveniencia. Une dos bandas de resistencia y úsalas para hacer flexiones de bíceps (bicep curls), toma las asas y eleva tu puño hasta tocar el bícep. O bien puedes cruzar los brazos hasta el hombro opuesto con la banda unida al nivel de los hombros.

Entrenamiento aeróbico

Sólo porque estés en silla de ruedas, esto no significa que no puedas elevar tu frecuencia cardíaca a través del ejercicio cardiovascular. Intenta un deporte en silla de rueda ofrecido a través de tu clínica de rehabilitación o programa de recreación municipal, puedes también preguntarle a tu terapeuta físico sobre programas y deportes disponibles. El baloncesto en silla de ruedas es popular y puede ayudarte a sudar profusamente. Correr por una pista en tu silla puede elevar tu frecuencia cardíaca y lograr un buen entrenamiento para tus brazos.

Entrenamiento de fuerza

Realiza entrenamiento de fuerza con mancuernas o con tu propio peso corporal, lo cual es una forma muy efectiva de hacer ejercicio, según indica Disabled-World.com. Intenta usar latas de alimentos como pesos. El sitio web sugiere trabajar por tres series de 12 repeticiones con pesos libres. También puedes intentar atrapar y tirar una pequeña pelota medicinal, o hacer flexiones de brazos (push-ups) en silla de ruedas, colocando las manos a los costados de tus nalgas e intentando elevar tu peso corporal del asiento.

Enfriamiento

No te olvides del enfriamiento luego de finalizar tu rutina de ejercicios. Necesitarás estirar tus brazos una vez mas, elevarlos sobre tu cabeza y trabar los dedos entrelazados. Estira tus hombros hacia atrás de manera tal que tus escápulas se acerquen entre si, y gira las muñecas. Por último, finaliza tu entrenamiento con algo de respiración profunda y meditación.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por mike tazenda