Ejercicios de pases de voleibol para principiantes

En el voleibol, el pasar es una de las habilidades más complicadas e importantes y con frecuencia es el primer tipo de golpe tanto en ofensiva como en defensiva. Muchos principiantes se quejan de los golpes y áreas adoloridas que se forman después de practicar. Sin embargo, con los ejercicios de práctica correctos y una buena forma, los jugadores pueden mejorar su desempeño y reducir las lesiones.

Dándote pases a ti mismo

Este es un excelente ejercicio para los principiantes que desean mejorar y practicar fuera de los entrenamientos regulares, pues les ayuda a mejorar sus forma y su control del balón. Con la pelota en las manos, mantén las piernas dobladas como si estuvieras preparándote para pasar la bola a otro jugador. Continúa pasándote la bola mientras te mueves de atrás hacia adelante y de lado a lado.

Ejercicio de tres pases en equipo

Muchos ejercicio de pases dependen de pasar la bola a otro compañero o de rebotarla contra una pared, lo que es una práctica poco efectiva para las condiciones de cancha de un juego real, pues en éste, la pelota rara vez regresa al lugar donde la colocaste originalmente. Team USA recomienda que los ejercicios de pase sigan una estructura de pase, acomodo y remate, para garantizar que la persona que pase la bola no esté consciente de dónde aterrizará. Sin embargo, los principiantes deben intentar tan sólo tres pases. En equipos de tres, entra en la duela y recibe una bola lanzada desde el otro lado de la red. Un jugador debe pasar la pelota a otro y un tercero debe pasarla por encima de la red.

Ejercicio frustración

El ejercicio frustración es otra variación del ejercicio maxi-voleibol, pero con todo el equipo. Coloca dos líneas, cada una compuesta por la mitad del equipo, en ambos lados de la red. Seis jugadores deben estar en la cancha todo el tiempo. En cada lado, un jugador pasa, el otro coloca y el último golpea la bola por encima de la red. La persona que golpee la bola debe dejar la cancha y cada jugador se mueve un lugar, de forma que un jugador entra al final de la línea y el pasador se convierte colocador y el colocador en rematador. En este ejercicio, todos tienen la posibilidad de mejorar sus habilidades con el pase.

Ejercicio de concentración en el pase

Crea tres grupos, cada uno de cuatro jugadores. Como en el ejercicio anterior, uno del grupo debe ser el servidor, otro el pasador y otro el colocador. Sin embargo, en este ejercicio, el cuarto jugador es el distractor. Su trabajo consiste en arruinar la concentración de los jugadores mientras estos tratan de pasarse la bola. Este ejercicio está diseñado para mejorar la concentración del jugador durante el juego, cuando no cuenta con un ambiente silencioso.

Más galerías de fotos



Escrito por aj carpenter | Traducido por eduardo moguel