Ejercicios para prevenir el dolor de ciática

Escrito por María Lorena Peralta
Ejercicios para el dolor del ciático.
Comstock/Comstock/Getty Images

La ciática hace referencia al dolor, debilidad, hormigueo o entumecimiento que se siente en una pierna a causa del aprisionamiento o lesión del nervio ciático. Comienza en la región lumbar y se extiende a través de la cara posterior de uno o de ambas piernas. Los síntomas van desde puntazos en la zona baja de la cintura, dolor que se irradia desde el glúteo, pasando por la pierna y rodilla hasta llegar al talón. El dolor del ciático no es una enfermedad en sí. Lo que indica es que existe otro tipo de problema médico.

Instrucciones.

Tensa los músculos de las piernas al tirar de la soga.
Pixland/Pixland/Getty Images

Toma una soga, realiza un nudo en uno de lo extremos para formar un circulo lo suficientemente grande como para que puedas enganchar allí tu pie. Tírate boca arriba sobre una colchoneta, flexiona las rodillas para que queden elevadas y los talones apoyados en el suelo. Coloca tu pie en la soga, eleva la pierna y tira suavemente del otro extremo del cordón para tensar el músculo. Mantén la posición 5 minutos y cambia de pierna.

Debes hacer abdominales para que tu espalda no sufra todo el peso de tu cuerpo.
Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Endurece el abdomen para poder mejorar la postura. Acuéstate en la colchoneta, eleva las rodillas y deja los talones apoyados en el suelo. Pon tus manos por detrás de la cabeza y eleva con cuidado el torso hasta despegar la espada del piso, baja despacio sin apoyar por completo la cabeza. Realiza 3 sesiones de 8 movimientos 2 o 3 veces al día.

Con este ejercicio tonificas el abdomen y estiras la columna.
Photodisc/Photodisc/Getty Images

Acuéstate en la colchoneta flexionando las rodillas y separando un poco las piernas. deja los brazos a un costado del cuerpo, eleva el torso hasta quedar sentada y tocar con las manos tus rodillas. Baja lentamente hasta quedar nuevamente recostada. Haz 2 sesiones de 8 repeticiones de este ejercicio 2 0 3 veces al día.

Estira al máximo los músculos de la espalda y tu columna.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Toma una pelota grande, de las que se usan para los ejercicios de relajación en Yoga. Siéntate en una silla que no sea muy alta, separa bien las piernas para colocar la esfera en medio de las extremidades y apoya tus manos sobre ésta. Comienza a deslizar la pelota con la yema de tus dedos hacia adelante hasta que tus brazos y tu espalda queden completamente estirados. Luego, vuelve a atraer la esfera a su posición original. Repite el ejercicio 15 veces.