Ejercicios para un paciente con pulmonía

La pulmonía es una enfermedad infecciona causada por bacterias, virus, hongos o parásitos que causan la inflamación de los pulmones que dificulta el intercambio de gas. Los síntomas a menudo se parecen a los de un resfriado y pueden incluir tos, fiebre, dificultad para respirar, sudoración, dolor en el pecho, dolor muscular y fatiga. La pulmonía puede variar de ligera a mortal, así que consulta un médico para tener un diagnostico y tratamiento, y para asegurarte de que estos ejercicios son adecuados para ti.

Tratamiento

El tratamiento para la pulmonía depende del microbio que causó la infección. La pulmonía bacteriana se trata comúnmente con antibióticos. No obstante, las cepas bacterianas resistentes a los antibióticos se han vuelto más comunes, que pueden hacer un tratamiento difícil en ocasiones. La pulmonía viral puede tratarse con antivirales. Tu médico también puede recomendar medicamentos para reducir la fiebre, como aspirina, ibuprofeno y acetaminofen y medicinas para la tos para tratar estos síntomas.

Respiración rítmica

La respiración rítmica y ejercicios para toser se recomiendan a menudo para la pulmonía. La meta del ejercicio es eliminar el esputo de los pulmones y mejorar el intercambio de gas. El ejercicio comienza con un ligero golpe en el pecho y en la espalda para aflojar el moco dentro de los pulmones. La guía de salud del New York Times dice que debes inhalar profunda y rítimicamente de tres a cuatro veces, seguido de una expectoración profunda para producir la expulsión del esputo. Realiza ejercicios de respiración rítmica cada cuatro horas.

Dispositivos

La terapia de respiración también incluye aprenden patrones correctos de respiración, llamada respiración diafragmática. Esto se hace al inhalar profundamente para llenar los pulmones con aire, luego de una exhalación lenta y relajada. Puedes necesitar hacer ejercicios respiratorios con dispositivos respiratorios, como el dispositivo Frolov o un espirómetro de incentivo. Realizar ejercicios de respiración con dichos dispositivos puede mejorar la eliminación de esputo y de respiración y puede reducir la hiperventilación.

Beneficios

Los ejercicios de respiración tienen efectos positivos en los pacientes con pulmonía. Ayudan a minimizar el trabajo que realizan los músculos de respiración. Esto puede reducir la obstrucción de las vías respiratorias, aliviar la falta de aliento y la dificultad para respirar, reducir la pérdida de oxígeno y asegurar que tienes un índice de ventilación adecuada. La recuperación de la pulmonía puede tomar de 6 a 12 meses, así que no dejes los ejercicios antes de lo prescrito por el médico. Los ejercicios de respiración disminuyen los síntomas, te hacen sentir un poco mejor e incluso aceleran tu recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por maria hoven | Traducido por alejandra medina