Ejercicios para el ojo con glaucoma

El glaucoma se refiere a un grupo de enfermedades que dañan el nervio óptico y reducen o eliminan por completo la visión. Actualmente no hay una cura conocida para el glaucoma, pero los científicos y doctores han hecho avances para combatir la enfermedad, incluyendo investigaciones que sugieren que el ejercicio físico puede combatir los efectos del glaucoma así como otras enfermedades que pueden llevar al glaucoma. Debes consultar a un médico antes de intentar estos remedios caseros.

Tipos de glaucoma

Hay dos tipos conocidos de glaucoma, el de ángulo abierto y ángulo cerrado. El de ángulo abierto es el más común de los dos, ocurre cuando la presión intraocular aumenta, apretando el tejido del nervio óptico y reduciendo el flujo sanguíneo a las células del ojo, ocasionando que mueran. La de ángulo cerrado ocurre como resultado de la disminución del flujo sanguíneo hacia el nervio óptico, que también ocasiona la muerte de las células. Usualmente, el glaucoma de ángulo cerrado no tiene un incremento en la presión intraocular.

Circulación general

La mala circulación puede ocasionar problemas en todo el cuerpo, no sólo en los ojos. El ejercicio físico puede aumentar la circulación hacia los ojos, como a cualquier otra parte del cuerpo, motivando al corazón a bombear sangre para mantener el ritmo de los músculos que están trabajando. Hay algunos estudios que muestran que el ejercicio vigoroso hecho por lo menos tres veces a la semana tiene la capacidad de reducir la presión intraocular en un 20%.

Flasheo

Es una técnica experimental diseñada para estimular la malla trabecular, que es el tejido localizado en la cámara anterior del ojo y el factor determinante en la presión intraocular. El ejercicio se hace sentándose frente una luz brillante en un cuarto oscuro al alcance del apagador. Comenzando con el cuarto oscuro, inhala y prende la luz, luego exhala y apaga la luz. Este proceso se debe repetir por lo menos 30 minutos al día. Su propósito es que la malla trabecular reaccione al incremento y decremento de la luz.

Palmeo

Es un ejercicio que se puede hacer en cualquier momento y cualquier lugar y ayuda a relajar los ojos y aliviar la presión. Se hace cerrando los ojos y cubriéndolos con las palmas de las manos sin aplicar presión. Aquellos que sufren de una presión intraocular alta normalmente ven flashes de luz o color cuando comienzan el ejercicio, lo que en general significa que hay tensión en los ojos. Con el tiempo, la falta de luz ocasiona que los músculos se relajen y disminuya la tensión.

Ejercicios isocinéticos

Estos ejercicios son similares a los ejercicios aeróbicos, con la diferencia clave de que se deben hacer a un ritmo específico de velocidad, como utilizar una bicicleta estacionaria. Al mantener el ritmo del ejercicio de manera constante, la demanda del cuerpo también permanece constante, lo que significa que el aumento en la circulación a través del cuerpo, y por lo tanto, en los ojos, se mantiene en el mismo nivel durante la actividad.

Más galerías de fotos



Escrito por nick georgandis | Traducido por mariana groning